Balance de un año de trabajo sindical

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}Estamos a punto de terminar un año más de luchas y controversias con el Estado y las empresas petroleras,  año en el que nuestra organización sindical enfrentó grandes retos y dio pasos importantes en favor de los intereses de los trabajadores y el fortalecimiento del sindicato. Uno de los hechos más trascendentales fue sin duda alguna, lograr el reintegro de la totalidad de los compañeros injustamente despedidos durante el conflicto 2002 – 2004 en ECOPETROL, hecho  que no tiene antecedentes en la historia de las huelgas de nuestro sindicato y que reivindica la lucha obrera como un elemento válido en la defensa de la empresa como patrimonio público de los Colombianos y los derechos de los trabajadores;  no obstante la Corte decidió revisar la tutela que ordenó el reintegro, tenemos la tranquilidad  que el resultado será ratificar en su totalidad dicho fallo, para tal fin la administración de ECOPETROL y la USO conjuntamente suscribimos un documento dirigido a la Corte en el cual sustentamos con amplitud todas las razones sociales, jurídicas y políticas, que soportan la justeza del fallo; las mismas que deben dar como resultado su ratificación por parte de la Corte Constitucional. Otro logro de suma importancia, es la recuperación de gran parte de conquistas y derechos arrebatados por el ilegal e ilegitimo Laudo Arbitral promovido y orquestado por el Gobierno del fascista de Álvaro Uribe Vélez y el judío Isaac Yanovich con lo que pretendieron desmontar nuestra CCTV; si bien es cierto hemos avanzado, están pendientes algunos temas de gran envergadura por reivindicar.

A través de la ardua lucha y la movilización de los trabajadores al servicio de las firmas contratistas; de la mano con las comunidades petroleras organizadas y este sindicato recuperamos la aplicación de los salarios y prestaciones sociales convencionales, para varias actividades catalogadas por el gobierno de manera equivocada como no propias de la industria del petróleo; sin embargo la lucha continua hasta alcanzar el cubrimiento para el resto de las actividades y la aplicación integral de las normas convencionales; para lograrlo le apostamos como sindicato de industria a la organización y movilización a  nivel nacional de los más de 60.000 trabajadores pertenecientes a este importante sector de los trabajadores petroleros; crecimos como sindicato de industria vinculando a nuestra base social, trabajadores pertenecientes a varias empresas multinacionales que desarrollan actividades en Colombia.

Avanzamos en el tema escalafón, cuya discusión se centra en la construcción bilateral de una sola nomina en Ecopetrol, sin los techos escalafonario hoy existentes de tal forma que permita a los trabajadores el crecimiento y la movilidad salarial durante su vida laboral en la empresa, la Instalación de la mesa de nomina se trasladó para la segunda semana de enero y aspiramos en ese espacio  resolver  lo concerniente al dimensionamiento de nomina, vacantes, temporalidad y recuperación de actividades directas. Persistimos en la discusión con el gobierno y la administración de la empresa sobre el respeto y aplicación de nuestro régimen pensional convencional como un derecho adquirido; no renunciaremos a continuar con esta justa lucha. Logramos estabilizar de manera positiva las finanzas del sindicato, al igual que la obtención de recursos importantes, para la remodelación de las sedes sindicales de varias subdirectivas y la sede de la Junta Directiva Nacional en Barrancabermeja.

Surgieron muchas inquietudes y comentarios, frente a decisiones en torno a proferir documentos conjuntos con la empresa, entre ellos el de la ratificación del documento de relaciones de confianza, del cual se dijo que era una dimisión de la USO a la lucha y un reconocimiento tácito del sindicato  que en Ecopetrol todas las cosas están bien; después de la huelga del 2004, ha sido en este periodo donde  se han agudizado los conflictos obrero-patronales, precisamente la lucha sindical ha permitido  avanzar en los derechos de los trabajadores al servicio de contratistas y directos de ECOPETROL,  así como de otras empresas del sector.  No  es cierto que con ese documento se pretenda reconocer normalidad alguna, en diversos momentos hemos decretado precisamente lo contrario, la  ANORMALIDAD LABORAL en todos los frentes de trabajo, contando con la disciplina y acatamiento de la directriz por parte de la mayoría de los trabajadores.  Esta herramienta,  nos debe servir  para exigir el respeto de nuestros derechos y nos habilita a cada incumplimiento de la Administración de ECOPETROL y sus contratistas, para salir a librar la pelea y exigirle a la administración que cumpla con ese compromiso de respeto y de confianza.

Precisamente hoy reclamamos con vehemencia  a la administración por la muerte en accidentes laborales de 7 de nuestros compañeros y la contaminación de 42 compañeros con H2S en el marco del proyecto de Hidrotratamientos en la Refinería de Barrancabermeja, situaciones que encienden las alarmas  para que en medio de esta fiebre de producción que ha embargado a la industria petrolera en Colombia, se recalque la consigna fundamental por el respeto a la vida,  las condiciones dignas y seguras en los sitios de trabajo. No es posible que Ecopetrol  proyectada como una Empresa de talla mundial, presente excelentes resultados económicos y financieros a costa de la sangre de nuestros compañeros y además someta a los trabajadores a pésimas condiciones laborales en los distritos de producción, refinación y transporte, a través de la interpretación amañada de la Convención Colectiva de Trabajo y los acuerdos extra convencionales.

La pasada Asamblea Nacional de Delegados, tomó la trascendental decisión de volver a elegir la Junta Nacional por voto directo, es un reto que tenemos para el año entrante, cuestionado en virtud de las fechas en las que se decidió realizar dichas elecciones, con la insinuación de que existe una pretendida maniobra para alargar el periodo de la actual junta. No existe tal intención compañeros, los estatutos aprobados por la asamblea disponen unos tiempos para efectos del censo electoral y el cumplimiento de una serie de requisitos que permitan total transparencia en dicho proceso electoral, sobre todo la tranquilidad que nuestra organización sindical no sea penetrada por intereses de derecha y continúe conducida por sus hombres y mujeres más probos. Esta es una responsabilidad que nos compete a todos los socios de nuestra organización.

Finalmente son muchos los retos que debemos enfrentar el próximo año:  la política de continuar  la  privatización de Ecopetrol anunciada por el gobierno Santos y su Ministro Rodado, el trascendental tema del despojo de las regalías a los departamentos y municipios productores, para centralizarlos en las arcas del gobierno de turno y tapar su enorme hueco fiscal, con el pretexto de la democratización de estos recursos en todo el país, desconociendo los impactos sociales y ambientales que sufren las regiones productoras de los recursos minero-energéticos,  la lucha por  la refinería de Cartagena,  establecer una política de Regulación de Precios de Combustibles real y equilibrada, el reconocimiento de la Unidad de empresa por parte del grupo empresarial ECOPETROL,  entre muchos otros que exigen la unidad de todos los trabajadores y el pueblo colombiano, para continuar defendiendo el patrimonio público nacional, representado en la empresa columna vertebral del presupuesto de inversión social y mejor conocida como la “Gallina de los Huevos de Oro en Colombia”  ECOPETROL.

De parte de los integrantes de la junta directiva nacional le extendemos a todos los trabajadores sin distingo de nómina el más caluroso y afectivo saludo de año nuevo. Hacemos votos para que la integración familiar potencialice la participación de todos y todas, en las decisiones políticas y sindicales que nos lleven a enfrentar con ahínco la lucha por la defensa de nuestros recursos naturales renovables y no renovables, el medio ambiente, la autodeterminación de los pueblos y la soberanía nacional.

VIVA LA UNION SINDICAL OBRERA, ORGANIZACIÓN QUE CON SU VALEROSA LUCHA HIZO POSIBLE
LA CREACION DE ECOPETROL, PATRIMONIO DE LOS COLOMBIANOS QUE SEGUIMOS DEFENDIENDO…V I V A !       

Redactó: Junta Directiva Nacional USO, diciembre 30 de 2010