El derecho fundamental al descanso y su violación en Ecopetrol S.A.

{image}http://www.eldia.co/images/stories/100810/02.jpg{/image}La Corte Constitucional señaló en la sentencia C-710/96 que: “Uno de los derechos fundamentales del trabajador, es el derecho al descanso. El derecho de todo trabajador de cesar en su actividad por un período de tiempo, tiene como fines, entre otros, permitirle recuperar las energías gastadas en la actividad que desempeña, proteger su salud física y mental, el desarrollo de la labor con mayor eficiencia, y la posibilidad de atender otras tareas que permitan su desarrollo integral como persona. El descanso está consagrado como uno de los principios mínimos fundamentales que debe contener el estatuto del trabajo y, por ende, debe entenderse como uno de los derechos fundamentales del trabajador”

No obstante esa clara definición por parte de nuestro máximo tribunal constitucional, la administración de ECOPETROL S.A. aplica deliberadamente la constitución y la ley, por considerar que el trabajador prefiere la remuneración que el descanso.

Sobre el descanso dominical se aplica lo dispuesto en la ley (Arts. 172 y ss. del CS del T) lo que quiere decir que se aplica a todos los trabajadores de ECOPETROL S.A. directos y contratistas sin importar si son de régimen legal o convencional.

Cuando se trabajan los domingos de forma habitual, el trabajador tiene derecho a un día de descanso compensatorio remunerado en la semana siguiente sin perjuicio a la retribución en dinero (Art. 181 del CS del T).Siempre que un trabajador labore los domingos de forma habitual, tiene derecho a que en la semana siguiente al domingo trabajado, el empleador le conceda un día de descanso compensatorio remunerado.Se considera que el trabajo dominical es habitual cuando en un mismo mes se laboran tres o más domingos.Es indiferente si los domingos trabajados en un mismo mes son consecutivos o no.

Si se laboran uno o dos domingos en un mismo mes, se considera que el trabajo dominical es ocasional y el trabajador tiene derecho a elegir entre un descanso compensatorio remunerado o al pago del día.

Cuando se concede el descanso compensatorio remunerado, el domingo laborado que ha dado derecho a ese descanso compensatorio, se debe pagar con el respectivo recargo dominical.

El día de descanso compensatorio remunerado debe concederse en la semana siguiente al domingo en que se laboró, y la ley no contempla que se pueda acumular o compensar en dinero, pues el objetivo de este compensatorio es que el trabajador pueda descansar y recuperar su estado físico y mental, afectado por jornadas de trabajo extensas y continuas.

Así las cosas se puede concluir que:

1.Quien trabaja dos domingos o menos al mes es trabajador ocasional y solo tiene derecho al descanso compensatorio remunerado o al dinero por ese día. El trabajador es quien debe elegir y no su patrono.

2.Quien trabaja tres domingos o más, tiene derecho al descanso compensatorio remunerado en la siguiente semana más el pago del respectivo recargo dominical en el domingo laborado.

3.Para efecto de aplicación de las normas señaladas no importa si los dominicales se trabajan en forma continua o discontinua.

4.No es posible que se ponga a los trabajadores a laborar uno, dos y hasta más meses seguidos sin descanso con el pretexto de que se pagarán los compensatorios, pues ese no es el espíritu de la norma y se atenta contra la salud de los trabajadores. El trabajador tiene y debe descansar y el empleador tiene la obligación de programarle los descansos conforme a sus necesidades operacionales y sin violar la ley.

5.No es aceptable que ni ECOPETROL S.A. ni las firmas contratistas y subcontratistas apelen a querer mejorar los ingresos de los trabajadores para no conceder los descansos compensatorios, que como se ha señalado, es un derecho fundamental de los obreros.

6.Los trabajadores no pueden ni deben aceptar cambiar los descansos por dinero, pues están atentando contra su salud y su integridad.

7.Nadie puede ser despedido por no laborar un día de descanso obligatorio. Es más bien una obligación del patrono conceder los descansos y no una obligación del trabajador laborarlos, salvo las excepciones legales.

La organización sindical pondrá en conocimiento de las autoridades disciplinarias y administrativas éstos y los demás hechos violatorios de los derechos de los trabajadores, como por ejemplo lo evidenciado en el contrato de la reparación de ORTHOFLOW donde encontramos que en un subcontrato se estaban pagando los salarios convencionales sin las respectivas prestaciones sociales a que tienen derecho los trabajadores en virtud del Decreto 0284 de 1957.

Descargar documento en formato PDF