¿Medidas a favor o en contra del uso del agua?

{image}http://www.eldia.com.co/images/stories/180110/agua.jpg{/image}La Comisión De Regulación De Agua Potable Y Saneamiento Básico (CRA), estableció las nuevas medidas que en su concepto promoverán el uso eficiente del agua y regirán los consumos máximos a los usuarios, sin embargo, detrás de estas disposiciones se aproximan intereses de privatización.

Las  Resoluciones 485 y 486 de 2009 dictadas por la CRA establecen la nueva metodología tarifaria para los prestadores del servicio público de acueducto  anudada a la resolución N°491 del 4 de enero de 2010 que busca frenar consumos máximos permitidos.

Las medidas varían los topes y las tarifas de consumo  básico,  complementario y  suntuario que correspondían a 0-2mt², de 21 a 40 mt² y de 41 mt² en adelante, respectivamente, para eliminar el consumo complementario y pasarlo al suntuario desde 20mt² en tierra fría, 28 mt² en templada y 35 mt² en tierra caliente.

Los afectados resultan ser los colombianos más pobres de 4 integrantes en adelante y familias que viven en inquilinatos dependientes de un solo suministro, mientras que los empresarios y contratistas siguen beneficiándose del recurso con el 60% de consumo a nivel nacional.

Las decisiones tomadas por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial y la CRA, reflejan por un lado, la falta de previsión para eventos adversos y por otro,  la capacidad para aprovechar tales situaciones en beneficio de su política de privatización.

Las medidas aprobadas no fueron anunciadas con suficiente anticipación ni masividad para que las personas tuvieran participación en la propuesta. Las reuniones se han resumido a tres  oportunidades nimias para que los colombianos conozcan el impacto del fenómeno del niño, y la relación de la sanción a los topes de consumo contempladas en las resoluciones.

Orlando Quiroga, directivo del Sindicato de Trabajadores y Empleados de Servicios Públicos, Autónomos e Institutos Descentralizados de Colombia Sintraemsdes; afirma que este es un claro indicador del elemento económico con el que son manejados los recursos por el gobierno desde la privatización del servicio a partir de la ley 142 del 94, que se agudiza con planes departamentales de agua, para acabar de privatizar la  propiedad publica.

Este hecho ratifica alternativas como la del referendo del agua avalada por dos millones de colombianos, que en su texto original busca mantener el recurso como  público y gratuito en un consumo básico evitando su mercantilización.

La prioridad por ahora es que los colombianos conozcan el manejo que el gobierno le está dando a los recursos y los servicios, para que frente a esa precaria administración se formulen y escojan oportunidades acordes con la realidad ambiental,  económica y social del país.