Los pobladores de Puerto Gaitán y los trabajadores de Campo Rubiales se han beneficiado con la llegada de la USO

  • Categoría de la entrada:Meta
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}La lucha de la clase Trabajadora de la industria del Petróleo en el Departamento del Meta  acompañada de la Unión Sindical Obrera USO; empezó a cambiar la Historia a partir del 18 de Junio de 2011 y a fe que se han producido ganancias tanto palpables , como otras intangibles; las iniciativas del pasado y las demandas de solución hacia empresas tales como Pacífic Rubiales, Meta Petroleum, Cepcolsa, ODL, Hocol, Petrominerales, entre otras; encontraron por fin un cauce y una guía orientadora que pueda enfrentar con unidad y organización, el unanimismo de políticas que han desarrollado las petroleras; para imponerle condiciones desventajosas a las regiones, a sus comunidades y a sus trabajadores.

Las primeras ganancias o logros están referidas a aspectos tales como la mejoría de dormitorios y alojamientos, ampliación de baterías sanitarias y duchas, suministro de agua potable, mejora de la alimentación, respeto de jornada máxima legal; reconocimiento de los sobretiempos, entrega de las copias de contratos, el pago oportuno de las quincenas y la entrega de su tirilla de quincena;  mejores condiciones de transporte, incrementos salariales en los obreros más pauperizados, entre otras y las segundas están referidas a la posibilidad de expresar el malestar, a ser respetados como seres humanos y trabajadores, avanzar en el derecho de asociación sindical; así como el surgimiento de una nueva conciencia obrera que ha llevado a hacernos respetar como seres humanos y a descubrir que no tenemos por qué ser esclavos, si solo vinimos a los campos petroleros a vender nuestra fuerza de trabajo y no nuestra dignidad.

Las ganancias de la lucha obrera en solo seis meses ha llevado a Pacífic Rubiales a comprometerse a respetar la vinculación de la mano de obra local  y  han posibilitado compromisos de dotación hospitalaria por dos mil millones de pesos; aplicados de a quinientos millones de pesos durante  los próximos cuatro años; a asumir la pavimentación de la vía hasta campo rubiales, la adquisición de un lote y construcción de tres mil viviendas, la compra de dos mil quinientos kilos de carne semanal a los peseros, y de arepas y tamales a empresas de Puerto Gaitán; así como el mérito de haber traído por primera vez la oficina del Ministerio de la Protección Social, que ahora pasa a ser del trabajo y la implementación de cursos de capacitación, entrenamiento y reentrenamiento en seguridad industrial, salud ocupacional y trabajos en altura. ¿si eso lo hemos logrado en seis meses luchando unidos; porque habríamos de dividirnos y de no continuar trabajando juntos?.

Hoy cuando muchos trabajadores de Consorcio Oriente, Montajes JM y Duflo, entre otras; están siendo despedidos sin justa causa del Campo de Rubiales, los trabajadores y la misma comunidad  de Puerto Gaitán que aporta mano de obra y tiene hoy grandes cantidades de sus pobladores como desempleados, encuentran y descubren el verdadero significado, en relación a la defensa de los derechos de los trabajadores como un todo, asimilan, aceptan y valoran positivamente la presencia de la USO, tanto en la cabecera municipal, como en los campos petroleros. Esta nueva realidad que se está configurando le devuelve a la USO su natural papel en este proceso en materia de veeduría, acompañamiento jurídico a los conflictos laborales donde participan nuestros afiliados, cumplimiento de los contratos, pagos oportunos, revisión de salarios, trato digno en relación obrero- patronal, liquidaciones, etc.)

La presencia y permanencia de la USO en puerto Gaitán, es cada vez más una necesidad, seguimos creciendo en el número de afiliados, las firmas de respaldo para que la USO no se vaya de Puerto Gaitán, ya superan las tres mil; mientras en Campo Rubiales es un secreto a voces de que a pesar que se le ha impedido el retorno de la Dirigencia de la USO, al Campo Rubiales; más temprano que tarde estaremos allá, realizando multitudinarias asambleas, presentando los informes, construyendo colectivamente las propuestas, discutiendo los pliegos de peticiones y  cargado de optimismo y moral a la clase trabajadora para luchar por sus derechos y reivindicaciones.

La labor con la llegada de la Unión Sindical Obrera USO a Puerto Gaitán, además de reivindicar los derechos laborales; es también ayudar a conseguir verdad, justicia y reparación integral de parte de las empresas petroleras por sus impactos negativos en el territorio del meta, veamos:

OLEODUCTO DE META PETROLEUM: En una trascendental decisión, la Corte Constitucional les ordenó al Gobierno y a la petrolera Meta Petroleum Limited, reestructurar el proyecto Oleoducto Campo Rubiales al considerar que no consultaron previamente la explotación con los grupos indígenas que habitan en la región.

El alto tribunal, consideró que con el proyecto el Pueblo Indígena Achagua y Piapoco del Resguardo Turpial, se vio afectado en sus tradiciones ancestrales, puesto que las obras de explotación arrasaron con territorios “sagrados”. En el fallo se indica que uno de los tubos ubicados para el oleoducto cruza el río Meta por un sitio antiguo y sagrado denominado “Charcón de Humapo” en donde se realizan ceremonias de tradiciones orales y espirituales con jóvenes y ancianos de la comunidad indígena. La comunidad consideró que las carreteras construidas para el desarrollo de la obra invadieron terrenos, generado un grave impacto en el resguardo y en la reserva forestal.

En este sentido, los indígenas indican que por las obras están proliferando enfermedades extrañas por contaminación de las aguas, la deserción estudiantil y los embarazos de niñas y adolescentes, puesto que se están mezclando con los trabajadores de la petrolera.

 

Según la sentencia, las autoridades indígenas solicitaron al Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo una consulta previa, la cual fue negada bajo el argumento que el Ministerio del Interior no certificó la existencia de comunidades indígenas en el área de influencia del proyecto.

En consecuencia, ordena la Corte Constitucional que en el término de tres meses se adopten medidas urgentes para preservar la cultura y mitigar el impacto social y económico, por la construcción del oleoducto Campo Rubiales, con el principal objetivo de preservar la supervivencia de la comunidad ancestral. El fallo concluye que el Gobierno y la petrolera deberán reportar cada dos meses con el fin de vigilar los acuerdos sobre explotación petrolera firmados en marzo de 1991.

OLEODUCTO DE LOS LLANOS ORIENTALES O.D.L: La Corte Constitucional fallo la tutela instaurada por Marcos Arrepiche, gobernador del resguardo indígena Turpial – La victoria, que había sido negada por el tribunal superior de Villavicencio y por la Corte Suprema de Justicia. La Corte Constitucional, tutelo los derechos del pueblo indígena Achagua que es una minoría étnica de menos de 1000 habitantes asentados en el Caserío Turpial La Victoria, en el Municipio de Puerto López y ordeno al Ministerio del Interior, al Ministerio de Ambiente, al Incoder, a Oleoductos de los Llanos Orientales S.A.(O.D.L); realizar una consulta a las autoridades indígenas para adoptar medidas de compensación cultural por los impactos culturales causados a dicha comunidad con la construcción del Oleoducto; el cual es de propiedad de ODL, es un sistema de transporte de hidrocarburos de 235 Kilómetros que transporta crudo desde Rubiales a la estación Cusiana y a la estación Monterrey (Casanare).

Todos y todas, están cordialmente invitados al Refugio de la resistencia, instalado en el Coliseo El Popular de Puerto Gaitán; donde completamos diez días organizando la lucha contra las multinacionales petroleras, que niegan la oportunidad del empleo, pagan míseros salarios, generan los daños culturales y ambientales;  y niegan la inversión social. 

VIVA LA UNION SINDICAL OBRERA DE LA INDUSTRIA DEL PETROLEO USO…VIVA.

“LA LUCHA CONTINUA”

Descargar documento en formato PDF.