Pacific Rubiales Energy, debe respetar el derecho de asociación y negociación y cesar en la desinformación y la calumnia

{image}http://eldia.co/images/stories/logos/cut.jpg{/image}Más de diez mil trabajadores de contratistas y subcontratistas de los Campos de Rubiales y Quifa, que explotan Ecopetrol y Pacific, decidieron declararse en Asamblea Permanente ante la negativa de los negociadores de esa multinacional canadiense y Ecopetrol de buscarle una solución a las peticiones presentadas en la mesa de negociaciones. 

Es conocido por el país que durante un mes la Unión Sindical Obrera, USO y la CUT, en representación de esos trabajadores persistió en la mesa de negociación por buscar un acuerdo al conflicto. Por el contrario, los representantes de Pacifc Rubiales impidieron cualquier aproximación y se confabularon con el sindicato Uten de la CGT, para afiliar a los trabajadores directos y de manejo y confianza, menos de mil, y llegar a un acuerdo que no recoge ninguna de las reivindicaciones de los más de diez mil trabajadores de contratistas y subcontratistas, a quienes representa nuestro sindicato, la USO. El 21 de octubre se dieron por terminadas las conversaciones y los directivos de Pacific Rubiales y el sindicato Uten-CGT, hicieron causa común para desinformar a la opinión pública dando por terminado el conflicto y señalando que en ese campo los obreros viven como en un “paraíso”.

El sainete les fracaso y desde el lunes 24 de octubre, los obreros volvieron al paro. Las motivaciones son las mismas, aumento de salarios, reconocimiento de auxilios de transporte, primas, jornadas de trabajo, remuneraciones de horas extras, trabajo nocturno, contratos de mayor permanencia, en fin, los mismos reclamos del paro de julio pasado. El Presidente de la compañía Juan Francisco Arata, caracterizado por sus temerarias afirmaciones y su enfermizo antisindicalismo, ha salido a acusar  a los obreros de hacer vandalismo y a adelantar un descarado proselitismo a favor del sindicalismo patronal y contra la izquierda, en una clara injerencia de ciudadanos extranjeros en los asuntos internos del país.

Al coro de la desinformación se han  sumado el vicepresidente Angelino Garzón y los ministros de la Protección Social, del Interior y de la Defensa, quienes le dan la razón a la multinacional y niegan la razón de la protesta y el ánimo dialogante de la USO y la CUT. Reclamamos que se atiendan las peticiones de los trabajadores tercerizados, que cese el hostigamiento contra la USO y que Ecopetrol, dueña del 60% del campo, intervenga en la solución del conflicto. Es inaceptable para los colombianos con sentimiento de patria que las exorbitantes ganancias reportadas por las compañías petroleras estén basadas en las dadivosas exenciones tributarias, la mermada participación de la Nación en la producción, los daños medio ambientales, la infraestructura vial y la explotación ignominiosa de la mano de obra.

La protesta de los trabajadores de Rubiales Pacific es justa y debe ser atendida sin recurrir a la represión, a la desinformación y a la intimidación. La empresa está presionando a las firmas contratistas para que licencien a los trabajadores, los manden a descansos obligatorios, en últimas para sacarlos del campo y reemplazarlos por otros. La actuación de los directivos de la multinacional es mezquina y mañosa, se portan como vulgares colonizadores.

TARSICIO MORA GODOY

Presidente                          

DOMINGO TOVAR ARRIETA
Secretario General

Descargar comunicado en formato PDF.