Sintracarbón rechaza intimidación patronal y no renuncia a la crítica

{image}http://www.eldia.com.co/images/stories/120110/sintracarbon.jpg{/image}Denuncia amenazas contra la libertad de expresión y defiende su periódico El Minero. Sintracarbón, que aglutina a los trabajadores de la multinacional Drummond, que explota los yacimientos carboníferos de El Cerrejón, expresó su rechazo a un comunicado de la empresa que ataca la libertad de expresión sindical.

Los trabajadores afirman  que “lucharán de forma permanente para conservar su pensamiento crítico, independencia y derecho a expresarse libremente, dando a conocer a toda la masa laboral, comunidades vecinas, y organizaciones hermanas a nivel nacional e internacional, toda la problemática que se dé en el complejo carbonífero, en la región y el país, que de alguna manera afecte a los afiliados a Sintracarbón, trabajadores tercerizados, comunidades aledañas por lo que continuaremos abordando temas de interés local, regional, nacional o internacional, en los ámbitos políticos, sociales, culturales, y demás que sea de nuestro interés”.

El Sindicato, en su plenaria del pasado 23 de diciembre,  se refiere  a la carta que Philip Potdevin, Gerente de capital humano envío al presidente de Sintracarbón Jairo Quiroz,  conminando en términos  desafiantes a la organización sindical a mostrar pruebas y/o retractarse de algunos artículos escritos en  el periódico  EL MINERO, órgano de Sintracarbón.

Los ataques del señor Potdevin han llegado al extremo de afirmar  en una reunión con Sintracarbón que “los trabajadores de El Cerrejón simulan enfermedades profesionales y accidentes de trabajo, orientados por el sindicato”, expresión que ratificó en el periódico El Heraldo el 14 de noviembre de 2009, sin presentar elemento probatorio alguno.

La mina de El Cerrejón presenta uno de los más altos índices de accidentes de trabajo en el país.
“Sin embargo,  afirma el sindicato, hoy  pretende exigirle a nuestra organización pruebas de un artículo nuestro publicado en el periódico El minero en su última edición, que hace referencia a grabaciones, filmaciones, intervenciones telefónicas atentando contra el derecho de expresarnos libremente” , como garantiza la Constitución.  

Sintracarbón, afirma, se abstiene de participar en cualquier  investigación como pretende la empresa por no tener las garantías necesarias, debido a que la Drummond  sería juez y parte, por lo que carecería de la objetividad y neutralidad necesaria como elemento primordial de una investigación diáfana, clara y transparente.