“Una campana suena, llego la hora de prepararnos para vivir la navidad” Día Primero

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}Durante los próximos nueve días nuestra Puerta Principal se engalanara como ha sido tradición en los últimos siete años, por la maravillosa novena de los trabajadores al servicio de Ecopetrol; contaremos con el acompañamiento de nuestras organizaciones hermanas, tales como:  CREDHOS, OFP, EETTDDHH, USO BARRANCA, USO NAL, CUT, PASTORAL SOCIAL (PASTORAL DE TRABAJADORES/AS), MUDEUB, ECAP, afectados por los gases tóxicos, Programa de acondicionamiento físico amigos del corazón; con el ánimo y el fervor de ir campana sobre campana y sobre campanas una, hasta que en el portal de Belén asomados por la ventana veamos al niño en la cuna. Niño que nos es el Salvador: Jesucristo, nuestro Señor.

Estos días serán llenos de esperanza y solidaridad, días de intensa escucha de la Palabra de Dios, que la oiremos en la voz de los defensores de derechos humanos de Barrancabermeja y el Magdalena Medio.

Son días de recogimiento y de oración, de una alegría contenida de poder romper con la indiferencia y la rutina de nuestras labores cotidianas como Túberos, Soldadores, Paileros, Operadores de Plantas, Instrumentistas, Electricistas, Mecánicos; Secretarias; Operadores de grúas, equipo pesado y liviano, auxiliares de Materiales, de servicios generales, ingenieros u obreros, entre otros; reconociéndonos todos en la diversidad, pero a la vez en la unidad del espíritu santo.

El espacio de la novena nos llevara a reflexionar profundamente sobre nuestro quehacer diario, sobre nuestra empresa, nuestro país y nuestra sociedad; esta ultima que hoy clama por la solidaridad frente a la grave ola invernal; es un reflexionar que nos invita a que  hagamos algo frente a temas tan sensibles y neurálgicos como lo son: la modificación de la Constitución Política Art. 360 y 361 para recortar las regalías y la autonomía a las regiones productoras, la reforma a la salud, dentro de la cual la regla de oro es el equilibrio fiscal y no la dignidad humana; el medio ambiente que hoy es más urgente que nunca defenderlo porque las mismas inundaciones son consecuencia del calentamiento global, producto del irracional modelo de producción y consumo y por supuesto esta novena debe dedicar momentos muy especiales a valorar la importancia colectiva y publica de lo estatal; tal y como lo es ECOPETROL mayoritariamente, ubicando la inconveniencia de seguir vendiendo acciones y acabar con la gallinita de los huevos de oro.

En esta novena esperamos con fe en el niño Jesús. Un niño que hace realidad las promesas de amor a los más débiles, humildes, excluidos, marginados, olvidados y despreciados por quienes ostentan el poder económico; que creen que el dinero todo lo puede comprar.

Los signos, los villancicos, la lectura bíblica, gozos y reflexiones son los medios para hacer agradable nuestro encuentro fraterno a la espera de ese misterio maravilloso que realza nuestra condición humana y nuestra dignidad como pueblo de Dios.

La tarea que tenemos es anunciar que otro mundo es posible, otra manera de vivir, basada en el amor sin fronteras, sin límites. El amor que Jesús nos pide y nos exige, tiene que ser un amor que dé frutos que se cosechen no individualmente sino en la común unión, en el contacto con los  otros, en el servicio mutuo, en un ambiente de justicia social, de dignidad y de respeto.

Descargar documento en formato PDF.