90% de desacuerdo en negociaciones de la ADE con la SED. Se avecina un Paro Distrital

El martes 7 de junio terminaron las negociaciones de la Asociación Distrital de Educadores con la Secretaría de Educación con un balance “crítico”. Se ha vulnerado el derecho a la asociación y a la negociación colectiva.

“El balance es bastante complejo para todo el magisterio de Bogotá, puesto que prácticamente no hubo acuerdos. Casi que el 90% son desacuerdos totales. Ellos manifestaron, todo el tiempo en la mesa de negociación que la mayoría de las peticiones que hizo la ADE se referían a política pública educativa y que la política pública educativa no se negocia”, informó Aura Nelly Daza, directiva de la ADE.

La ADE tiene argumentos de peso. Las políticas que se han aplicado a nivel nacional, y que el Distrito quiere copiar al pie de la letra, han afectado las condiciones laborales del magisterio y, por lo tanto, el deber legal de la administración es negociar.

La Junta Directiva determinará las acciones a seguir, entre ellas una denuncia al Comité Sindical de la OIT por la vulneración de los derechos; además oficiará al Ministerio del Trabajo y a la Procuraduría General de la Nación. El martes 14 de junio se reunirá la Asamblea de Distrital de Delegados, la cual analizará el documento entregado que recopila el negativo resultado del proceso de negociación y aprobará el accionar.

“Denunciaremos al gobierno de Peñalosa, porque además de que no negocia con los sindicatos, sigue privatizando y sigue vendiendo todas las empresas públicas. En ese sentido, hacemos un llamado al magisterio bogotano a que se prepare para el paro cívico y también para el paro indefinido”, señaló Daza.

La ADE empieza a organizar las protestas desde las bases, porque las políticas neoliberales a ultranza de Enrique Peñalosa terminarán afectando seriamente a la educación pública en el Distrito. Un caso es el de la imposición de la jornada única sin que haya condiciones favorables, con menos aulas, sin restaurantes y sin refrigerios.

La directiva de la ADE, Aura Nelly Daza, resumió la sensación que quedó tras esta farsa de la Secretaría. “Ellos creían que con acuerdos mínimos superficiales nosotros íbamos a llegar a un acuerdo. Al revisarlos no son acuerdos; incluso, desconocen los acuerdos con el gobierno anterior”.