Alcaldía de Peñalosa desafía a entes de control y vulnera condiciones laborales en la ETB

  • Categoría de la entrada:Nacional
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El lunes pasado, directivos de Sintrateléfonos se reunieron con el Ministerio del Trabajo y otras entidades. El tema principal en la mesa fue la situación de los trabajadores que permanecen en huelga de hambre por el despido injustificado por parte de la empresa.

En la reunión estuvieron también presentes la coordinadora Territorial del Ministerio del Trabajo en Bogotá, Yolanda Angarita; un delegado de la Procuraduría General de la Nación; dos funcionarios por parte de la administración de ETB, Eduardo Charry, representante legal, y el director de Investigaciones Especiales.

El 23 de junio, cinco horas antes de la asamblea para aprobar el pliego de peticiones de Sintrateléfonos, fueron despedidos masivamente 30 trabajadores de la ETB sin justa causa, dentro de los cuales hay personas enfermas que regresaban ese mismo día de incapacidades. En protesta, unos trabajadores se encadenaron y otros están en huelga de hambre, tres mujeres y un hombre. El ambiente se ha caldeado al punto que el lunes pasado ya no se permitía la entrada de personal a laborar al piso.

Previamente, la organización sindical anunció la exigencia de una nueva reunión con la asistencia del presidente de la ETB, Jorge Castellanos, por ser el principal responsable de este caos laboral. Sin embargo, momentos antes, Castellanos envió mensaje diciendo que no participaría en una mesa de concertación con la organización sindical porque esas eran sus determinaciones.

“En retaliación, nos cerró las entradas al edificio de la 20. No tenemos acceso por ninguna de las puertas y estamos siendo casi que estigmatizados, como guerrilleros o bandoleros, porque de nuestra propia empresa nos sacaron”, manifestó Gustavo Merchán, fiscal de Sintrateléfonos.

“La Procuraduría, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio del Trabajo, parece que estas fuerzas no son suficientes. Nos estamos dando cuenta que estos entes de control no tienen los suficientes ‘dientes’ para poder mediar y para poder exigir que no se atropellen los derechos de los trabajadores. Así que estamos recurriendo a organismos internacionales para que vengan a mediar en esta situación. Decidimos acudir a medios internacionales, a la Organización de Derechos Humanos y a la OIT”, finalizó Merchán.