Amenazas de capturas contra dirigentes de la USO, ahora en Barrancabermeja

{image}http://lh6.googleusercontent.com/-v93fbOnYVAc/UrNm1ai9fXI/AAAAAAAAEug/RpoJVvKo_EI/s500/libardo_hernandez.jpg{/image}En el proyecto La Cira-Infantas, en el corregimiento El Centro (Barrancabermeja), adelantado entre la Occidental  Andina y Ecopetrol, las empresas contratistas vinculan a los trabajadores como se les da la gana

y les pagan de acuerdo a su parecer.

Cada contratista paga a su manera sin respetar el término del contrato, se ‘vuelan’ pagar seguridad social y los parafiscales. El abuso es tal que cuando el trabajador se afilia a la USO no le renuevan contrato ysi la USO reclama, las empresas hablan de cancelar todos los contratos; represión que silencia a los trabajadores.

Uno de los casos es el de Keil Mayer, una empresa contratista que, a su vez, subcontrata con Multicargosel transporte de equipos pesados. Ellos debían liquidar a los trabajadores, pero les obligaron a trabajar por tres días más que después no sumaron en la liquidación, es decir, les resultó gratis. En mayo pasado, como reacción, los obreros se declararon en asamblea permanente; entonces,la empresa amenazó con retirar los equipos e irse del proyecto. Ante el temor de perder sus fuentes de trabajo, los trabajadores eligieron no reclamar.

“Estamos cansados de ese chantaje que viene haciendo la OXY Andina. La USO no va a permitir que en este proyecto de La Cira-Infantas se siga sometiendo a los trabajadores de esa manera, y que ellos se queden en silencio y permitan que les roben el salario de su liquidación”, manifestó Libardo Hernández, directivo nacional de la USO.

En una situación similar están hasta 4.000 trabajadores de más de 77 empresas contratistas. De hecho, otra contratista hace poco retiró a todo su personal y ahora amenazan con volver a hacerlo, si la Uso llama a un nuevo paro. Las circunstancias se agravan porque aquí puede replicarse la persecución judicial contra la USO. Ya hubo detenidos en la comunidad por protestas y el fantasma de nuevas capturas ronda a los dirigentes sociales y sindicales de la zona.