Carta abierta en respuesta a Gustavo Alvarez Gardeazabal

{image}http://static.canalcaracol.com/sites/caracoltv.com/files/images/1e3d68fcea25fd35e7c53c93e105ef3a.jpg{/image}Doctor Gardeazabal, no gano la USO, la verdad fue que gano Colombia.

Esperamos que los escritos suyos, publicados en la acostumbrada columna de opinión Ariete, del periódico ADN. Corran con la misma suerte de lo afirmado por usted en su libro Cóndores no entierran todos los días, pagina 8. Donde señala: “Fue el primero y quizás también el único documento que León María falsificó en su vida aun cuando tuvo todo el derecho y toda la opción para haber falsificado desde una fe de bautismo, hasta un decreto de estado de sitio” y hoy diríamos nosotros y hasta columnas de opinión, que pueden ser publicidad política pagada.

Acierta usted cuando afirma que somos un sindicato viejo, pues acabamos de cumplir 91 años de existencia, pero nuestras opiniones no se quedaron ancladas en el pasado, en nosotros y nosotras, hay ideas nuevas, que no por ello han dejado de ser consecuentes con el interés general nacional que es una línea histórica de la USO. Somos tan modernos que defendemos la Diversidad Sexual, la Pluralidad Política, la Libertad de Culto, entre otros postulados.

No es cierto que nuestro sindicato se oponga a la modernización de la explotación petrolera, ni mucho menos que Ecopetrol haya vuelto a controlar el 90% del crudo que se extrae en Colombia, aunque si es nuestro deseo y objetivo político en términos de soberanía. Pero la realidad nos muestra que del millón de barriles de petróleo que se producen diariamente, Ecopetrol aporta 710.000 Barriles incluidas las regalías, por cuanto su producción directa propia, solo alcanza los 285.000 barriles.

Los derechos de la USO no son prebendas, ni los derechos de los trabajadores son privilegios, pues en un lenguaje moderno son logros en la progresividad de los derechos. Es más para su información Ecopetrol contrató un estudio con la firma especializada llamada Hay Group y quedo demostrado que estamos un 20% por debajo de los ingresos promedios de los trabajadores de industrias petroleras. Ahora bien a propósito de prebendas nos gustaría saber si es cierto o no que las empresas petroleras le están otorgando prebendas a muchos periodistas en Colombia y que incluso parte de ello lo practicó Pacific Rubiales, en la cita mundialista de futbol en Brasil.

Ojala como usted lo afirma hubiéramos podido intervenir en la política petrolera del País, ya que esto hubiera hecho posible la implementación de nuestra propuesta de Ley Marco de Hidrocarburos en los noventas, hoy propuesta de Ley Orgánica de Hidrocarburos, evitando las malas prácticas petroleras en lo ambiental, social, laboral, económico y técnico, que son producto de la agenda impuesta por las multinacionales a los gobernantes de turno en este país, donde prácticamente el petróleo se lo estamos regalando a ellas mismas, tal y como lo demuestra la respuesta de la ANH al Senador Robledo, mientras se crucifica al ciudadano con el precio de los combustibles, se niega el acceso a la energía, y se le arrebatan los porcentajes de las regalías a las regiones Productoras, se extienden leoninamente contratos de asociación y se afecta el stake take, en contra del interés Nacional.

Es cierto la USO, se debe a los trabajadores y especialmente a las comunidades, pues de ellas nacimos y la protesta que tiene como origen la ecuación Riqueza Petrolera/ Miseria Humana, producto de la exclusión y los pocos beneficios que ofrece la explotación petrolera, obligan a ejercer ese  derecho legítimo a protestar. No sabemos si usted se ha dado por enterado que la explotación petrolera está contribuyendo a graves perjuicios ambientales y sociales, como los vividos en paz de Ariporo Casanare y los que ya se hacen evidentes en el Departamento del Meta, Arauca, Vichada, Magdalena Medio y otros de igual importancia.

No es cierto que pretendamos que Ecopetrol ahorque a las empresas extranjeras, pues la lógica, casi  siempre  es  a  la  inversa y para la muestra puede observar el contrato de gas de la guajira (Chuchupa Ballenas), Cravo Norte (Caño Limón), Yalea en Casanare, entre muchos otros.

Nuestra lucha por la NO PRORROGA DE CAMPO RUBIALES, es y será abierta a la opinión pública, que es la que debe decidir qué hacer con un recurso estratégico no renovable que es de su propiedad. Y en cuanto a la tecnología STAR reafirmamos que no la reconocemos por carencia de resultados objetivos y de evidencia científica en la práctica.

Aun con las contradicciones que hemos tenido y mantenido con la Administración de Ecopetrol, consideramos que es la empresa que tiene la Capacidad Técnica, Administrativa y Financiera, como también representa la memoria petrolera de nuestro país. Y es por ello la llamada a operar la infraestructura y el recurso petrolero a favor de los colombianos.

En cuanto al oleoducto caño limón – Coveñas, que está en manos de la Occidental, y de la infraestructura petrolera en general desde hace veinte (20) años hemos insistido en la necesidad de desarrollar un dialogo nacional petrolero, para que la infraestructura petrolera sea sacada del conflicto armado, lo cual esperamos sea uno de los resultados de los diálogos de paz del Gobierno Nacional con las insurgencias.

Lo conminamos a que  coadyuve a que Colombia respire un ambiente para la paz y haga uso de su prestancia intelectual y su oportunidad de llegar mediante sus prestigiosos escritos  a miles de colombianos, para que bajo la veracidad e imparcialidad se produzca un dialogo cualificado e informado que nos permita decidir soberana y autónomamente que hacer con la riqueza petrolera, para construir paz, democracia y superación de la inequidad, la desigualdad y la pobreza.

Unión Sindical Obrera de Industria del Petróleo – USO.
Bogotá Julio 25 de 2014.