Colombia: ultiman al compañero Mauricio Arredondo y su esposa, dirigente sindical de la USO y líder comunitario

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}Estimadas compañeras y compañeros:

Recibimos y nos produce más indignación que dolor, aunque ambos coincidan, la noticia con pedido de solidaridad internacional de la presidencia de la CUT ,  en relación al masacramiento  del compañero MAURICIO ARREDONDO, junto con su esposa JANETH ORDOÑEZ , quienes dejan cinco hijos menores de edad en estado de total orfandad (la carta de denuncia acompaña a la presente).

El compañero aparte de ser dirigente gremial de la hermana USO, era un líder comunitario que había participado del Primer -Foro Petrolero por el Derecho al Trabajo, la Reivindicación Social y Económica de Orito, Putumayo-, que se realizó el 13 de enero de este año, en esa ciudad.

En esa reunión, donde el compañero MAURICIO ARREDONDO tuvo una activa participación, estuvo presente en representación del gobierno del miserable genocida Santos, David Luna viceministro de Relaciones Laborales, como no podía ser menos el energúmeno, anunció con bombos y platillos: “Impondremos sanciones a quienes ejerzan intermediación laboral o impidan la libertad sindical”, es más, agregó que el encuentro era un “exitoso ejercicio”. Queda claro, para estos señores, a quienes solo les concierne gerenciar los intereses de la clase dominante, cual es el exitoso ejercicio que se formulan: el asesinato del compañero  MAURICIO A. REDONDO, junto con su esposa JANETH ORDOÑEZ, que le dan claridad meridiana a sus aciagos y funestos  propósitos. En el convite estuvieron presentes, nada menos que Petróleos del Norte, Emerald Energy Sucursal Colombia PLC, Petrominerales Colombia Ltd, Unión Temporal I&B, Vetra Producción y Exploración Colombia S.A., Group, Gran Tierra Energy Colombia Ltda y C y C Energy, Amerisur Exploración Colombia, conspicuos miembros de la ASOCIACIÓN COLOMBIANA DEL PETRÓLEO (1), con incumbencia en la zona. Son éstos los responsables de haber ordenado el crimen y entre ellos deben buscarse los autores intelectuales y mediatos del homicidio. Es por la protección a raja tabla de sus pingües ganancias, que el ruin exterminador de Santos como cabeza de gobierno, nos ha ejecutado más compañeros dirigentes de base del movimiento obrero y del campo popular que Uribe. Por eso ha descubierto nuestra presidenta K un afecto repentino por el atroz, representan los mismos intereses, acá y solo por ahora se están ANIQUILANDO a los pequeños campesinos y originarios, para apropiarse de territorio y así expandir el monocultivo, así como también la sustentabilidad de la vida con la mega minería y solo para no abundar, LA MISMA MATRIZ IDEOLÓGICA, LOS MISMOS RESULTADOS.  

Germán Castro Caycedo, escritor colombiano, en su artículo «En Lago Agrio hasta las canciones han cambiado. La guerra en la frontera». El Tiempo, Colombia, 26 de mayo de 2002, refiriéndose a la zona de Orito, Putumayo,  dice con meridiana claridad:»La zona petrolífera de la frontera colombo- ecuatoriana está en su porción Amazónica. Antes de explotarla aquí practicaron algo que llaman «sísmica», desde luego a base de dinamita. Un bosque intacto durante siglos era sacudido por los explosivos. Cuando ví la escena hace unos años pensé que era el apocalipsis. La explosión convirtió los árboles en astillas que duraron cayendo varios minutos. Tras el fogonazo se levantaron las aves y un tropel de animales en estampida recorrió kilómetros de terror en busca de refugio. Luego llegaron máquinas que desmoronaban la tierra roja. Detrás, una horda con cascos amarillos descendía abriéndose paso a golpes de dinamita, arrollando el cauce de los arroyos, desecando los pantanos. Durante el día y la noche entraba a la selva una muchedumbre de pobres. El cuadro era el mismo: un hombre, una mujer, una abuela o un abuelo, con dos calderos ahumados, un perro y unos niños sucios y medio desnudos que pedían comida. Las compañías petroleras requerían centenares de trabajadores”. A esto se oponía con toda su fuerza el compañero  MAURICIO A. REDONDO, de ahí el imperialismo decidió su destino, es grave y el dolor nos embarga, pero la hermana clase obrera colombiana multiplicará por miles su legado y de la mano de su organización, la USO en la CUT triunfará.

Además, la frontera sur de la Amazonia colombiana, comporta las características de los denominados por la IFIs «ejes de integración y desarrollo». Allí convergen muchos proyectos supranacionales como: los corredores viales multimodales interoceánicos, la interconexión eléctrica andina, las grandes explotaciones petroleras – y sus oleoductos pacífico-amazónicos -, la zona económica especial de exportación proyectada en torno a Ipiales (2), la promoción de las inversiones extranjeras directas, mineras y agroindustriales y la concentración de las instalaciones y las operaciones militares del Plan Colombia. Este punto geográfico constituye un pilar en la consolidación del mercado único alineado en los tratados de libre comercio y ahora el TPP (3). El fabuloso negocio global que se propone para la configuración del llamado NUEVO ORDEN MUNDIAL constituído por el complejo financiero, industrial y militar, incluyendo el sionismo genocida, se asientan en este caso en los desastres humanos y ambientales causados por la intervención macroeconómica de la actividad petrolera iniciada allí desde hace 40 años (4). Las dimensiones de la ocupación material, de las vías, de los flujos de colonización, son gigantescas, a esto debe sumarse la apertura de otros factores inherentes a ese proceso como la explotación de otros recursos naturales, el empobrecimiento, la descomposición social, la corrupción, el narcotráfico en manos de la DEA , la CIA y sus socios vernáculos , el conflicto armado, las políticas de represión y la CONTINUIDAD DE LO REALIZADO EN LIBIA, EL INTENTO EN SIRIA Y EL PROYECTO IRÁN PARA SUR AMÉRICA, EN EL MARCO, DE LA ESTRATEGIA POLÍTICO MILITAR DE LA TERCERA GUERRA MUNDIAL, QUE YA HA COMENZADO COMPAÑEROS. Recordemos, El Putumayo es el río navegable más largo de la Amazonia colombiana. Tiene 2.500 km . entre su nacimiento en el macizo andino y su desembocadura en el río Amazonas, en Sao Antonio (Brasil); de ellos son navegables 1.950 km . Desde Puerto Asís hasta Tarapacá son 1.586 km ., a partir de allí entra al Brasil donde toma el nombre de río Içá, recorriendo 360 km . entre Tarapacá y el Amazonas. El dominio a sangre y fuego de esa zona es esencial para la aspiración belicista del imperialismo.

LA CLASE DOMINANTE SABE MUY BIEN QUE SU PROYECTO DE EXTERMINO DE LA HUMANIDAD SOLO ES FRENADO POR LA CLASE OBRERA , QUIEN AL IMPRIMIRLE INTENSIDAD A LA LUCHA DE CLASES, MÁS TEMPRANO QUE TARDE ARRUINA SU RUINDAD, EN EL CASO DE SUR AMÉRICA LA CLASE OBRERA COLOMBIANA ESTÁ A LA VANGUARDIA EN LA LUCHA , YA QUE ES POR COLOMBIA ESENCIALMENTE EL LUGAR DONDE SE ESTÁ ORGANIZANDO LA INVASIÓN.   EL COMPAÑERO MAURICIO ARREDONDO, “ES” UN HEROICO MILITANTE CAÍDO EN ESTA PORTENTOSA LUCHA, SU EJEMPLO NOS ADELANTA, PONTONEA EL CAMINO.   

REPUDIAR HASTA LO IMPOSIBLE, SOLIDARIZARSE Y DENUNCIAR A LOS INFAMES QUE ACOMETIERON EL MASACRAMIENTO DEL COMPAÑERO MAURICIO ARREDONDO Y SU ESPOSA JANETH ORDOÑEZ, ES UN ACTO DE AUTO DEFENSA DE CLASES Y UN ABSOLUTO  EXPLÍCITO QUE NO PODEMOS SOSLAYAR

A 60 AÑOS DEL MAGNICIDIO DEL GRAN PATRIOTA COLOMBIANO Jorge Eliécer Gaitán, NOS RESUENAN SUS PALABRAS:

«Bienaventurados los que entienden que las palabras de concordia y de paz no deben servir para ocultar sentimientos de rencor y exterminio. ¡Malaventurados los que en el gobierno ocultan tras la bondad de las palabras la impiedad para los hombres de su pueblo, porque ellos serán señalados con el dedo de la ignominia en las páginas de la historia!”

Hoy ya sabemos cuál fue la ruta seguida por estos sátrapas arrodillados ante el oro gringo. Ahí siguen siendo señalados por el dedo de la ignominia.

VIVA LA CLASE OBRERA HERMANA DE COLOMBIA!!

VIVA LA HERMANA USO Y LA CUT !!

COMPAÑERO MAURICIO A. REDONDO Y SU ESPOSA JANETH ORDOÑEZ, PRESENTES AHORA Y SIEMPRE!!!

GRACIAS COMPAÑEROS

SOCIALISMO O BARBARIE!!!

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE !!!

Argentina, Buenos Aires, 19 de enero del 2012