COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

{image}http://imagen.eldia.co/cache/logos/uso_595.jpg{/image}La UNION SINDICAL OBRERA rechaza enérgicamente la política antisindical que se viene desarrollando en el país, promovida por las multinacionales con el auspicio del gobierno nacional y las armas de la fuerza pública empuñadas contra los dirigentes populares y sindicales que se atreven a levantar las banderas por la defensa de los derechos laborales, sociales y ambientales incluyendo la defensa de la soberanía nacional y energética, hoy deteriorada por  los intereses del capital trasnacional.

En estos momentos, 12.000 de los más de 70.000  trabajadores al servicio de firmas contratistas de la industria del petróleo estamos (peleando) movilizándonos junto a las comunidades contra todas estas agresiones, hoy en la frontera con Venezuela (Arauca- Casanare- Meta) 4.400 trabajadores, en Puerto Boyacá 2.500,  en Santander otros 2.000, en Cartagena 2.000, se levantan buscando mejorar las condiciones de dignidad y vida de las comunidades, de los obreros y obreras, pero esta lucha también se libra fundamentalmente  contra esa mal llamada locomotora MINEROENERGETICA que no tiene otro objetivo que arrasar con nuestros territorios y entregar nuestros recursos naturales a las multinacionales, sin el mas mínimo respeto a nuestro medio ambiente, cultura  y derechos sociales y laborales.

Las transnacionales minero-energéticas en el país tienen a su servicio 11 batallones  energéticos y viales, e implementaran otros más; quienes han tomado dentro de sus mandatos impedir la organización sindical y social de nuestra Clase obrera en toda la NACION. Estas MULTINACIONALES con sus Fuerzas privadas de seguridad  violan la normatividad nacional e internacional, hoy estas fuerzas privadas en alianza con la fuerza pública patrullan los campos en motos sin placas,  con cascos que les cubre la cara, con uniformes sin ningún tipo de identificación,  que generan zozobra entre trabajadores y población.

Estas empresas  presionan a los trabajadores de diferentes maneras: les exigen que se desafilien de nuestra organización o de lo contrario corren el riesgo de ser despedidos,  infiltran personal de inteligencia militar ajeno a las empresas en los campamentos de los trabajadores, con el ánimo de provocar y generar hechos que permitan la penalización de la lucha social, para contener, detener y asesinar a dirigentes sindicales y comunales.

Denunciamos y rechazamos  los hechos que en esta semana se han presentado, dos graves casos que reflejan lo que describimos con anterioridad,  El 23 de agosto del presente año,  en el campo Cara Cara, en  Puerto Gaitán, Meta, operado por la transnacional CEPCOLSA, filial de la española CEPSA, en el marco de un cese de actividades que se desarrolla desde el 14 de agosto, el Batallón energético y vial Nª 15 y el servicio de inteligencia de la policía nacional indujeron de manera engañosa  al dirigente de la USO nacional Moisés Barón con el objetivo de llevarlo a una emboscada en plena selva, en un operativo que a todas luces intentaba crear un FALSO POSITIVO el cual se pudo evitar por la acción oportuna de los trabajadores y de la dirigencia de nuestro sindicato, el compañero fue retenido arbitrariamente durante varias horas, violándosele el derecho a la libre locomoción.

En este mismo sentido hoy 24 de agosto de 2012, fue detenido por el escuadrón antidisturbios de la policía nacional ESMAD en San Rafael de Lebrija en el departamento de Santander, el compañero de la USO nacional Luis Alberto Galvis junto a 6 dirigentes comunales quienes protestaban contra PETRONORTE,  en todos los campos que se referencia, ECOPETROL es socia y parte del concierto de las transnacionales que arremeten contra los trabajadores, la población y el medio ambiente.

En esta serie de hechos se refleja claramente el tratamiento de guerra que se viene utilizando en nuestro país para resolver los conflictos laborales que se presentan a lo largo y ancho de la geografía nacional, evidenciando  la violación de los acuerdos y convenios internacionales, que el Gobierno Santos se ufana en respetar mediante su campaña mediática ante la comunidad nacional e internacional.

Nuestra resistencia necesita mucho acompañamiento internacional consistente en: Llamamiento al gobierno colombiano para que  respete la libertad sindical, el derecho a la vida, los convenios internacionales, la asociación sindical y la contratación colectiva.

Cuestionar a nivel internacional el rol de las fuerzas públicas y privadas al servicio de los inversionistas, que han hecho de Colombia el país más peligroso del mundo para ejercer la actividad sindical.

Los nombres de los compañeros de la comunidad que fueron arbitraria e ilegalmente  detenidos son: AYDA MESA, ARQUIMEDES SOSA SIMANCAS, REMIGIO FAJARDO, CARLOS MORA, RAUL SUAREZ, ELIECER RAVELO RUGELES, PRESIDENTE DE LA JUNTA DE LA VEREDA LA VALVULA.

DIRIGENTE NACIONAL DE LA USO, LUIS ALBERTO GALVIS, SECRETARIO DE SEGURIDAD SOCIAL Y SU ESCOLTA, JAVIER PEREZ.

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL DE LA USO

Bogotá, D.C. 25 de agosto de 2012.