Comunidades y trabajadores, unidos en mitin en Cantagallo

La comunidad y los trabajadores iniciaron un mitin este martes frente a las instalaciones de Ecopetrol en Cantagallo y en Puerto Wilches (Santander).

El problema es básico pero delicado, exigen condiciones que garanticen la salud ocupacional de los vigilantes.

De acuerdo con José de los Santos Cuéllar, directivo de la USO Cantagallo, la protesta reclama por un nuevo contrato de Ecopetrol con la empresa Colviseg, en cuanto a mejoras continuas para los trabajadores de la vigilancia. Ellos, entre los que hay 17 mujeres, ni siquiera cuentan con baños.

Otro aspecto de demanda está relacionado con el crecimiento del campo del sector Cantagallo; pasó de 14 mil a 17 mil barriles. Esto ha generado aumento de las ganancias para Ecopetrol, que la comunidad quiere ver manifiesta en inversión social e inversión en el empleo de mano de obra local, lo cual implicaría la creación de nuevos puestos. Además, de un impacto positivo en los bajos salarios actuales.

Hasta el momento no se ha logrado ningún acuerdo. Ecopetrol dice que ya tiene vista una solución y que si no se retira al personal de las puertas industriales no se llegarán a compromisos. Las comunidades, por su parte, aseguran que hasta no que haya certeza en algún aspecto no levantarán su protesta.

“Se está buscando por parte de la USO una intervención para poder sentarse con las partes y mejorar las condiciones de los trabajadores”, señaló Cuéllar. En la mesa tienen asiento líderes de ambos sectores y representantes de la empresa.

En la entrada a la Isla 6 en Cantagallo permanecían unas 450 personas y en la Vaquera, en Puerto Wilches, 150 más los trabajadores de las empresas contratistas que no dejaron ingresar al campo. Ya se ha rumorado que Ecopetrol recurriría al Esmad para movilizarlos a la fuerza y con la brutalidad que les caracteriza.