Con unidad y movilización defendamos nuestro régimen de excepción y los capítulos VI y X de la C.C.T.V.

{image}http://imagen.eldia.co/cache/logos/uso_595.jpg{/image}En medio de la amenaza que significa para el pueblo Colombiano, el proyecto de reforma a la salud presentada por el gobierno continuista de Santos, con el cual pretenden legalizar el atraco a los dineros públicos , formalizando su entrega bajo administración autónoma, a los llamados “gestores de salud” (actuales EPS), que no es otra cosa que la privatización de los recursos del sistema de seguridad social y la negación de la salud, como un derecho amparado por la ley y la constitución colombiana; la Unión Sindical Obrera USO continua en la lucha por la defensa de nuestro régimen de excepción plasmado en el artículo 279 de la ley 100 de 1993 y definido por nuestra C.C.T.V USO-ECOPETROL, fruto del esfuerzo y sacrificio de los trabajadores afiliados al Sindicato, con la claridad que esta lesiva reforma coloca en vilo la subsistencia de nuestra excepcionalidad de ley, con la intención de nivelar por lo bajo nuestro sistema y dejar servido nuestro presupuesto a la voracidad de los mercaderes de la muerte, que llenan sus arcas patrimoniales a costas de la indignidad de miles de colombianos que padecen y fallecen en las puertas de los hospitales y clínicas, rogando un tratamiento o una intervención para salvar su vida.

Adicional a lo anterior en el marco del desarrollo de la campaña nacional por la defensa de nuestros servicios de salud, acordamos con la administración de ECOPETROL la realización de recorridos a nivel nacional, con el objetivo de conocer de primera mano y de forma conjunta las irregularidades en la prestación de nuestros servicios; durante los cuales pudimos evidenciar que la crisis del sistema de seguridad social en Colombia afecta e incide directamente en la calidad, oportunidad y eficiencia en la prestación de los servicios de salud a nuestros usuarios y beneficiarios a nivel nacional, especialmente a aquellos que deben ser atendidos a través de instituciones de carácter privado y que venden sus portafolios a las ya famosas EPS (Empresas PRECARIZADORAS de Salud), lo que origina serios traumatismos especialmente en las áreas de urgencias y hospitalización tal y como lo podemos observar en ciudades como Bucaramanga, Bogotá y Cartagena, donde nuestros usuarios deben enfrentar largas horas para ser atendidos en urgencias en condiciones infrahumanas y días hasta lograr una cama y poder ser hospitalizados; lo que nos lleva a reafirmar nuestra posición de defensa de la prestación de los servicios de manera directa en los sitios que históricamente han tenido esta condición y la extensión de este modelo al resto del país consonante con el crecimiento de la población beneficiaria.

Muchos anuncios realizó la administración de Salud en cabeza del Ing. Oscar Villadiego, Ing. Andrés Pavía y el Dr. Carlos Cifuentes sobre las mejoras sustanciales a la prestación de los servicios como consecuencia de las denuncias y las protestas hechas por parte de la USO el año pasado. Entre otros el compromiso del desarrollo de un proyecto de Modernización de las Instalaciones de la Policlínica y el Hospital en Barrancabermeja, la construcción de las nuevas instalaciones del hospital del Centro y los Centros de atención de Cantagallo, Sabana de Torres y Casabe, el empleo del personal Médico, Enfermería y odontología requerido, el cambio de los equipos médicos y quirúrgicos en estado de obsolescencia por nuevos y modernos, así como la dotación de Mobiliario faltante y cambio del ya deteriorado por tantos años consecutivos de uso, entre muchos otros que solo se han quedado en anuncios que buscan dilación para continuar aplicando su política de privatización y precarización.

Si a eso le sumamos la negativa de discutir y acordar con el Sindicato el desmonte de las injustas cuotas moderadoras y la pretensión de eliminar el Carnet de Ecopetrol como documento de identificación para acceder a los servicios de Salud e imponer el uso de la Cédula de ciudadanía, a pesar de estar claramente establecido como compromiso bilateral en la C.C.T.V y el actual reglamento de Salud; nos lleva a concluir la nula voluntad de esta administración por respetar los acuerdos y la incoherencia entre lo que expresan y lo que hacen y nos reafirma la intencionalidad que tienen de darle un golpe certero a los trabajadores y la C.C.T.V, similar al de la creación de la filial CENIT que le usurpó al país todo el Sistema del transporte del crudo y sus derivados a través de la red de oleoductos, gaseoductos y poliductos que le cambió la realidad contractual a los trabajadores; en este caso persiguen el desprendimiento de la responsabilidad como Empresa de cumplir con las obligaciones convencionales de velar por la salud integral de los trabajadores, pensionados y sus familias de manera directa obedeciendo a los principios de calidad, oportunidad y eficiencia entregándoselo a un tercero para viabilizar su precarización y definitivamente su privatización.

En consecuencia orientamos a todos nuestros afiliados, a los usuarios y beneficiarios de los servicios de Salud a acatar las orientaciones que emanara la organización Sindical con el firme de propósito de defender nuestro régimen de excepción y el capítulo VI de nuestra C.C.T.V; exhortamos a los compañeros de las asociaciones de Pensionados a sumarse a la lucha por reivindicar esta conquista histórica alcanzada por el esfuerzo de los trabajadores de la cual ustedes fueron protagonistas y hoy todos estamos obligados con conciencia de clase a defender.

ATRÁS LA NEFASTA REFORMA A LA SALUD DEL GOBIERNO
DE JUAN MANUEL SANTOS… ATRÁS….ATRÁS!

POR LA DEFENSA DE NUESTRO REGIMEN
DE EXCEPCIÓN EN SALUD… ADELANTE!

VIVA EL CAPITULO VI DE LA C.C.T.V…. VIVA…VIVA!

VIVA NUESTROS SERVICIOS DE SALUD DIRECTOS E INTEGRALES…VIVA!

FUERA LA MALA ADMINISTRACION
DE LOS SERVICIOS DE SALUD…FUERA!

REDACTO. JUNTA DIRECTIVA NACIONAL. 16 ABRIL 2013.