Consejo de Estado, ratifica suspensión de los Decretos 2719/93 y 3164/2003

  • Categoría de la entrada:Huila
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}La Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo “USO” se complace en informar a los trabajadores/as colombianos sobre la decisión del Consejo de Estado, Sala  de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda, respecto a la ratificación de la suspensión provisional del decreto 2719 de 1993 con el cual se había derogado la resolución 0644 de 1959 que contiene de manera general no taxativa el listado de las actividades o labores adicionales a las incluidas en el Decreto Legislativo 0284 de 1957 como propias e inherentes a la industria petrolera y el decreto 3164 de 2003 con el cual se restringió aun más el contenido del mencionado Decreto Legislativo.

Establece la doctrina, que un Decreto reglamentario no puede adicionar la ley que reglamenta, tampoco darle otro sentido o dentro de ellos establecer o crear normas legales por fuera de la misma ley, y fue precisamente en contravía de estos criterios que Cesar Gaviria y Álvaro Uribe Vélez expidieron los decretos mencionados en 1993 y 2003 respectivamente, lo que llevo, a la convicción del Alto Tribunal Administrativo que tales actos administrativos se expidieron con desviación de poder y en exceso del ejercicio de la potestad reglamentaria, porque recortaron y restringieron el campo de aplicación y alcance del Artículo 1° del Decreto Legislativo No. 284 de 1957.

Elevamos al actor de la acción de simple nulidad que sigue su curso, nuestro más sincero respeto y reconocimiento a su loable labor, en pro de reivindicar la importancia del esfuerzo y sacrificio que desarrollan día a día los obreros petroleros para la industria y el País.

Durante más de dos décadas los trabajadores colombianos en general y particularmente los trabajadores al servicio de la industria petrolera, se han visto sometidos a sistemáticas contrarreformas laborales que han escamoteado los derechos que a fuerza de luchas han conseguido en décadas anteriores. Cuando no son las normas legales quienes borran los derechos convencionales de los trabajadores, ha sido el tribunal de arbitramento, el instrumento por antonomasia preferido por las empresas para privar a los trabajadores de sus conquistas laborales ya que este no es garantía neutral para los trabajadores colombianos.

Hoy más del 70% de los trabajadores de la industria de los hidrocarburos no cuentan con convenciones colectivas que les garanticen sus derechos laborales, y esto tiene lugar porque las empresas operadoras de los contratos de asociación (mayoritarias en Colombia) no tienen contratación directa de trabajadores para desarrollar sus actividades e incluso tienen contratado el desarrollo de la operación de explotación de los campos con contratistas independientes, que colocan las condiciones laborales como les provoca, lo cual tiene su explicación en el veto que por medio de la violencia antisindical se ha impuesto a los trabajadores para la conformación de sindicatos y hacer negociación colectiva, ello auspiciado por el Gobierno Nacional cediendo a las presiones de las multinacionales que se han apoderado de la riqueza del país.

 

Descargar documento completo en formato PDF.