Diplomado en Formación Política de la ADE: Maestros con liderazgo y conciencia de clase

La primera cohorte del Diplomado en Formación Sindical finalizó con un acto de clausura el pasado sábado 11 de junio. La excelente respuesta del magisterio a este espacio, que viene desde el año pasado, es una herramienta en la concientización al maestro del papel político en su labor de aula y sujeto social.

Tal como señala Wilson Zambrado, secretario de Prensa de la ADE, una de las particularidades que ha caracterizado a la Asociación Distrital de Educadores es la formación sindical. De hecho, la Escuela Sindical surgió en 1986 y en este 2016 cumple 30 años. Ese empoderamiento de las bases ha permitido a la ADE mantener el poder de movilización en el actual momento de crisis.

Salir a las marchas es solo una forma de protesta, es poco si al día siguiente se replica en las aulas el sistema inculcado por un gobierno neoliberal. Es el momento de hacer valer la influencia del maestro en lo social para bien del pueblo.

Detrás de cada propuesta del gobierno, a través del Ministerio de Educación, se esconde una posición política y la labor del docente no es solo desvelarla, sino promover iniciativas diferentes que posibiliten una educación alternativa pensante y crítica.

Para este Diplomado, la ADE se ha valido de una alianza estratégica con la Universidad Pedagógica, debido a su trascendencia en la formación de formadores, pero especialmente por la capacidad de fomentar contenidos ideológicos que esta alma mater impulsa.

El éxito de esta primera experiencia confirma la necesidad de una segunda. El llamado de la ADE a las y los docentes de la capital es a estar atento a sus medios de comunicación, la Radio Revista Proyección, la página web, las redes sociales, entre otros, para saber cuándo, dónde y cómo podrán inscribirse a la segunda cohorte de este Diplomado.

La ADE quiere reivindicar ese espíritu que es peculiar a los maestros, es decir, activo en la lucha y no sumiso a las imposiciones del gobierno. Sin embargo, también enterado de su contexto, de su historia y de sus derechos. Solo así puede defender y potenciar la profesión docente. Como dice el eslogan de la Escuela, en palabras de su director Mario Fonseca: “Con formación es más fácil la trasformación”.