Ecopetrol llevaría a la bancarrota a la UIS

{image}http://imagen.eldia.co/cache/entidades-publicas/img_6426_595.jpg{/image}La dirección regional de Ecopetrol dio por terminado unilateralmente las labores del campo escuela Colorado la cual es parte de las investigaciones que viene realizando la Universidad Industrial de Santander, UIS

, como parte de la función académica del claustro universitario para el mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades y trabajadores  que interactúan con el proceso de  extracción de crudo.

Esta terminación unilateral del vínculo con la UIS es atropello contra la academia pues este pozo petrolero fue entregado en el 2006 a la universidad para realizar nuevas investigaciones  sobre el desarrollo y fortalecimiento de la industria petrolera, este campo tenía la tarea fundamental de formar-teórico prácticamente  a los futuros ingenieros químicos, industriales, petroleros etc. Lo más grave es que Ecopetrol entregó a la universidad el campo petrolero en condiciones de total abandono y fue la inversión del alma mater junto con el trabajo voluntario de estudiantes y profesores  lo que logró volver a recuperar la mayoría de las fusiones del lugar.

Ahora que el lugar se encuentra acondicionado y con perspectivas de aumento de la producción Ecopetrol decide venderla pues pasó a producir cerca de 550 barriles diarios lo que llevó al retiro de la participación de la universidad y entrega el campo a una empresa multinacional pues la estatal petrolera aduce que en el campo solo se pueden producir 400 barriles por día. Este es un gesto de total desinterés con la academia   pero además de incumplimiento de los acuerdos que se alcanzaron para el beneficio de la educación superior del país.

“Lo grave es que los arreglos de las locaciones de Campo Colorado se realizó  con una alianza entre la UIS y la empresa multinacional WeilGroup, según se ha anunciado la empresa pretende demandar a la universidad por cerca de 150 mil millones de pesos lo que llevaría ineludiblemente a la quiebra total o a tener que aumentar la inversión privada en el claustro educativo”, explicó Arles Pérez Gutiérrez, miembro de la Comisión USO-Paz.

La junta directiva nacional de Ecopetrol se pronunció negativamente frente la terminación del vínculo investigativo con la universidad pero esta es una definición que proviene de la empresa regional. Por lo pronto los estudiantes, trabajadores y la comunidad en general anuncian movilizaciones frente a este atropello que involucra la estabilidad económica e investigativa de la universidad.