Ecopetrol o el mundo de las dilaciones, hace inviable una relación constructiva con la USO

{image}http://www.eldia.co/images/stories/060410/osman.jpg{/image}La constante dilación en atender los problemas laborales y de la misma empresa por parte de la administración de Ecopetrol, está afectando seriamente las relaciones entre las partes. Se trata, dice  el presidente de la organización obrera, Germán Osman, de “una constante tomadura de pelo y una falta de respeto con la USO”.

“La administración está empecinada en no atender hasta nuestros más mínimos reclamos. Es cierto que nos reciben, con el respeto que merecemos, pero pasan meses y meses y no dan ni siquiera una respuesta, ya sea un sí o un no”, indica Osman.

“Por ejemplo, añade, acuden  a las reuniones funcionarios que no tienen ninguna capacidad de decisión en temas que como yo digo, puede resolver cualquier administrador de una tienda”.

Osman señala también que “se ha entrado en la dinámica del deje que vamos a hacer o estamos analizando las cosas y así sucesivamente, pero nunca hay una respuesta. Y no es que queramos que nos digan sí a todo pues entendemos que hay temas sobre los cuales habrá siempre diferencias, pero que tengan una respuesta”.

Para Osman lo más grave de esta situación es “que no se discuten con el sindicato las interpretaciones que la empresa tiene sobre la Convención Colectiva de Trabajo sino que dichas interpretaciones las aplica sin nuestra anuencia, desconociendo arbitrariamente nuestras opiniones y nuestros derechos.  Y así cómo se puede tener una relación constructiva entre las partes”.

Recuerda que hay temas como la situación de los trabajadores de Apiay y Castilla, en el Meta, que no se atienden e incluso cosas tan sencillas como las dotaciones en Bogotá, sobre lo cual llevamos semanas solicitando sin respuesta  y hasta los mismos  recibos de pagos a las personas.

“Llevamos un año sin resolver el tema del escalafón pues lo que ha reinado es la dilación y las reuniones sin que se tome ninguna decisión, en una absoluta falta de respeto con los trabajadores y su organización sindical”, enfatiza.

Cita, para tener una idea de esta situación de irrespeto, la petición de hace siete meses de  tener una reunión sobre el caso de los trabajadores de Ecopetrol en el Perú, diciendo que sí, que ya está aprobada, pero que no saben cuando.

“Todo esto hace inoficioso que se convoquen reuniones si nunca se van a tener una respuesta”, reclama Osman.