Ecopetrol, obligado a indemnizar a trabajadores despedidos por huelga

{image}http://lh6.googleusercontent.com/-smUC87ZvQFY/UkRFRtdnIQI/AAAAAAAADNQ/pIVkPZHZeZE/s800/huelga_ecopetroal_2004.jpg{/image}En el año 2004 se realizó una gran huelga en Ecopetrol y echaron a 247 trabajadores injustificadamente. Un reciente acuerdo en la OIT ordena a Ecopetrol indemnizar a los despedidos de la huelga como si hubiesen continuado en sus cargos.

Este es considerado un gran logro para el sindicalismo nacional e internacional. Y se corroboró en un acta que firmó la Unión Sindical Obrera con el Gobierno colombiano y con Ecopetrol, a través de la OIT.

Juan Ramón Ríos, ex directivo de la USO, ha estado apoyando a los pensionados y trabajadoresdurante el proceso en el Cetcoit. Él explicó las incidencias y ganancias que vienen con este acuerdo. La victoria se consigue después de años de acciones jurídicas y al presente, aplica para trabajadores en tres circunstancias.

Hoy, permite la conciliación con63 de los 88 pensionados; y ya inició el estudio de los otros 25 faltantes, teniendo en cuenta las situaciones complejas por los aspectos individuales de cada caso. También debe proceder en contra del desacato emanado por parte del Juzgado 1º y 3º de Cúcuta frente a 61 trabajadores que están cobijados por este acuerdo.

En cuanto a la población económicamente activa que fue integrada por diferentes métodos, aproximadamente unas 98 personas, mediante la OCD, tribunales de arbitramiento, comités regionales o convención colectiva; ellos conservarán el puesto convenido, pero deben ser mejorados financieramente reconociendo la antigüedad en el momento del despido, lo cual se refleja positivamente en el escalafón y en salario.

El tercer caso son aquellos reubicados en cargos directivos, donde depende de la voluntad del trabajador sindicalizarse.

El acta del Cetcoit reconoce las variables y provee todas las garantías desde el despido hasta el reintegro, que fue el 27 de julio del 2011. A todos los dirigentes se les pagará con el promedio de viáticos, auxilios de seguridad y trasporte que tenían en el último año de trabajo, entre 2003 y 2004, como si hubiesen continuadoen sus labores. “La huelga vale la pena y es el instrumento natural de los obreros para defender sus derechos”, sintetiza Horta.