Ecopetrol permite despidos de mujeres embarazadas

{image}http://eldia.co/images/stories/160811/02.jpg{/image}Ecopetrol s.a. la empresa de talla mundial acaba de anotarse a su favor “una tremenda lección de respeto por los derechos humanos” cuando en Piedecuesta en el instituto colombiano del petróleo permitió y convalidó que fueran despedidas dos compañeras por encontrarse embarazadas.

El presidente de la empresa JAVIER GENARO GUTIÉRREZ PEMBERTHY, reiteradamente, ha manifestado que hay que hablar con datos y hechos. Acatando esa sugerencia, la organización sindical, con aceptación de las víctimas de la práctica de discriminación que patrocina Ecopetrol s.a., se permite dar a conocer los nombres de las compañeras LUZ AMPARO MAX ROBLES y JESSICA ANDREA RIVERA con cuatro y cinco meses de embarazo respectivamente , ambas trabajadoras y madres cabezas de familia, a quienes el pasado sábado 13 de agosto les notificaron que sus contratos de trabajo finalizaban y que a partir de la fecha no tenían vínculo laboral con empresa alguna del I.C.P.

A las compañeras nadie les responde, como lo deja ver el consorcio C.C.A. que manifiesta que no se hará responsable de las trabajadoras porque ya finalizó su contrato en el ICP, ni el Consorcio C.F.C. que continúa en la ejecución del contrato de las mismas actividades de cafetería, jardinería, rocería y mantenimiento menor, porque argumenta que no es su obligación darle continuidad a las “embarazadas”. Lo peor es la actitud pusilánime y cómplice de las gestorías del contrato por parte de Ecopetrol, de los abogados y de la vicepresidencia de servicios y tecnología, instancias que manifiestan no poder hacer nada para obligar a los contratistas.
Esta arbitrariedad se constituye en una clara violación sobre el principio de estabilidad reforzada en el caso de la mujer embarazada tal como lo ha dicho la Corte Constitucional en las siguientes sentencias:

Sentencia C-470 de 1997:

“En general el derecho a la estabilidad laboral consiste en la garantía que tiene todo trabajador a permanecer en el empleo y a obtener los correspondientes beneficios salariales y prestacionales, incluso contra la voluntad del patrono, si no existe una causa relevante que justifique el despido. Una estabilidad reforzada implica que el ordenamiento debe lograr una garantía real y efectiva al derecho constitucional que tiene una mujer embarazada a no ser despedida, en ningún caso, por razón de la maternidad. La protección tiene entonces que ser eficaz, por lo cual su regulación y aplicación está sometida a un control constitucional más estricto pues, la Constitución ordena un amparo especial a la estabilidad laboral de las mujeres que se encuentran en estado de gravidez, por lo cual no es suficiente que el ordenamiento legal asegure unos ingresos monetarios a esas trabajadoras, sino que es necesario protegerles eficazmente su derecho efectivo a trabajar”
La corte constitucional ha sido tan estricta en su interpretación del la estabilidad laboral reforzada, que incluso considera que la indemnización económica no es suficiente para garantizar tal estabilidad, y así dejó constancia en la misma sentencia ya referida:

Sentencia T-069/10

FUERO DE MATERNIDAD-Opera en cualquier tipo de relación laboral

El fuero de maternidad de naturaleza constitucional, debe garantizarse en cualquier tipo de relación laboral. En consecuencia, sin importar si es un contrato laboral o uno de prestación de servicios, o si el servicio se presta por intermedio de una cooperativa de trabajo asociado e incluso en el evento de presentarse sustitución patronal, siempre será obligatorio para el empleador no desvincular a la mujer que se encuentre en estado de embarazo o en periodo de lactancia.
2.2.3. El fuero de maternidad opera independientemente del tipo de vinculación.

El fuero de maternidad de naturaleza constitucional, debe garantizarse en cualquier tipo de relación laboral. En consecuencia, sin importar si es un contrato laboral o uno de prestación de servicios, o si el servicio se presta por intermedio de una cooperativa de trabajo asociado e incluso en el evento de presentarse sustitución patronal, siempre será obligatorio para el empleador no desvincular a la mujer que se encuentre en estado de embarazo o en periodo de lactancia.
Respecto al tipo de relación contractual existente, la Corte ha sido enfática en señalar que:

En tanto exista una relación laboral, cualquiera que ella sea, es predicable de la mujer embarazada el derecho a una estabilidad laboral reforzada, como una consecuencia del principio de igualdad, y por ende, su relación laboral no puede quedar ni suspendida ni anulada al punto de que se afecte su condición de mujer en estado de embarazo, toda vez que al margen del tipo de relación laboral que esté operando, durante el período de embarazo la mujer es acreedora de un derecho especial de asistencia y estabilidad reforzada, que obliga, en el evento de ser despedida, a apelar a una presunción de despido por discriminación en razón del embarazo, siendo el empleador quien asuma la carga de la prueba que sustente el factor objetivo que le permita su despido de manera legal.

En resumidas cuentas, en Ecopetrol s.a. empresa de “talla mundial” los hechos evidencian:

1. Que en las empresas contratistas, en algunos casos, la mujer es discriminada y excluida pese a que la constitución de 1991 y la jurisprudencia constitucional de los últimos veinte años ha tenido grandes avances en respeto hacia las mujeres como sujetos de derecho.

2. Que las mujeres embarazadas al servicio de firmas contratistas en Ecopetrol s.a. no gozan de estabilidad reforzada y al contrario tienen “inestabilidad reforzada” porque son objeto de despido.

3. Que el comité de derechos humanos de Ecopetrol dice mentiras cuando en uno de sus ejes que se denomina Derecho a la igualdad en el trabajo estipula que habrá Igualdad de condiciones en la vida laboral y que no permitirá la discriminación a empleados de contratistas.

Ahí están los datos y hechos, esperamos señor presidente que las compañeras despedidas sean reintegradas a sus puestos de trabajo para que se haga justicia, que mientras tanto nos ocuparemos de mostrar que en “ECOPETROL SI HAY MUCHO QUE PENSAR”….PORQUE EL TIGRE NO ES COMO LO PINTAN, PUES DETRÁS DE ESOS ACUERDOS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL, QUE SOLO MUESTRAN BONDADES, HAY FLAGRANTES VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS COMO LAS AQUÍ DENUNCIADAS……UD TIENE LA PALABRA.

Redactó: junta directiva nacional, 16 de agosto de 2011.

Descargar documento en formato PDF.