ECOPETROL S.A. criminaliza la actividad sindical a través de procesos disciplinarios

En múltiples hechos de violencia contra la dirección sindical de la USO se ha visto envuelta ECOPETROL S.A. Basta recordar las versiones que señalaron a ECOPETROL S.A. de aportar 100 millones de pesos mensuales al paramilitarismo, su vinculación con la masacre del año 16 de mayo 1998 en Barrancabermeja o la elaboración de una lista negra donde vinculaba a los dirigentes sindicales y activistas de pertenecer a grupos al margen de la ley.

Pero la persecución no solo se ha dado por las anteriores vías, también se han configurado vías de hecho en la Oficina de Control Disciplinario de ECOPETROL S.A. que terminaron por ejemplo en la destitución e inhabilidad de más de 100 trabajadores que participaron en la pasada huelga por la defensa de ECOPETROL S.A. pese a que la procuraduría les había señalado que no podían hacerlo.

Con ocasión a la pasada anormalidad laboral decretada por la USO por el incumplimiento de los acuerdos, la Vicepresidencia de Talento Humano a través de esa oficina, he iniciado más de 50 procesos disciplinarios tendientes a la suspensión colectiva de toda la Junta Directiva de la USO Barrancabermeja, incluso apelando a normas que riñen contra la libertad sindical.

Un hecho sin precedentes, es que la mencionada oficina a través de una de sus agentes, procedió a notificar masivamente a los dos abogados que defienden a los sindicalistas, para presionar los descargos colectiva y masivamente, como estrategia de ataque y en una época en la que supuestamente se entra en receso:  finales de diciembre.

“Pretenden por la vía disciplinaria legitimar por ejemplo la violación al artículo 9 de la convención colectiva de trabajo mediante el cual ECOPETROL S.A. se obliga a respetar el acceso de los dirigentes a todos los sitios de trabajo, la violación a los derechos de asociación, negociación y huelga y hasta los simples actos de protesta” Señala EDWIN PALMA EGEA, Vicepresidente de la USO Barrancabermeja.

“En Barrancabermeja, todos los dirigentes sindicales tienen hasta 15 procesos disciplinarios, la empresa no les garantiza el derecho a la defensa al establecer interrogatorios en otras ciudades de no fácil acceso para los disciplinados y ha procedido en ocasiones a nombrar como defensores a estudiantes de consultorios jurídicos, que aunque la norma la prevea, no garantiza la defensa técnica de los procesados.” Señaló el dirigente

Mítines, entrega de información y boletines, visitas a los sitios de trabajo, perifoneo, discursos y huelgas imputables a los empleadores, son las conductas “ilegales” que consideraron los abogados de ECOPETROL S.A. debía investigar la Oficina de Control Disciplinario y que ésta ha considerado como “GRAVES y DOLOSAS”.

“Ésta es otra forma de persecución sindical y estudiamos la forma de llevarla a la Organización Internacional del Trabajo y al Comité de Libertad Sindical de ese organismo internacional.” Finalizó PALMA.