Ecopetrol, un buen vecino?

{image}http://eldia.co/images/stories/281211/01.jpg{/image}Y por supuesto que no nos estamos refiriendo a la injusta y arbitraria destitución en fallo de primera instancia de la Oficina de Control Disciplinario de nuestro Presidente de la USO, Vecino Rodolfo;  sino que estamos refiriéndonos al viejo eslogan de la otrora estatal empresa colombiana de Petróleos, que rezaba: “ECOPETROL, UN BUEN VECINO” que a demás se acompañaba con un comercial que explicaba que era el oleoducto y  que donde llegaba traía el progreso, y por donde pasaba dejaba bienestar, regalías y pago de servidumbres, entre muchos otros beneficios. Hoy la verdad muchos prefieren no convivir tan cerca de Ecopetrol,  no lo consideran un buen vecino y a veces hasta se les ha convertido en una maldición.

Si, maldición, de esas mismas que maldice Juan Manuel Santos como el fenómeno  de la niña, que nos trae las lluvias e inundaciones. Aunque maldecir lo previsible y evitable, trae al recuerdo al Gran Rey, que mandó azotar al mar cuando no dejó pasar su ejército. Pero si la soberbia del persa era entendible en la ignorancia de hace veinticinco siglos, resulta ridícula la del presidente colombiano que pretende engañar a toda una nación injuriando a la Niña cuando debía aceptar que gobierna contra el desarrollo social de su país y el bienestar de sus gobernados, defendiendo las tesis del irracional capitalismo; así como la de Ecopetrol porque todas las tragedias son causadas por terceros y “además imprevisibles e inevitables”.

Un país con el agua al cuello, sin suministro de gas, con la gasolina más cara del mundo, sin carreteras, sin empleo, educación ni salud pública, y ahora sin regalías, entre muchas otras carencias, aun así avanza rauda, según la propaganda Gobiernista – Santista, la nación Colombiana por la vía de la competitividad, pavimentada por múltiples Tratados de Libre Comercio. Da risa y rabia a la vez, la desfachatez de aquellos que venden eufemismos para evitar que la realidad pueda sacar la cabeza de las ciénagas inundadas y de los derrumbes arrasadores.

Aun así nos venden la idea de la competitividad, aunque estemos sin: carreteras, ferrocarriles, hospitales, clínicas pediátricas, empresas públicas, banca pública, investigación ni educación pública gratuita y científica; sin puertos ni aeropuertos, lo acabaron los gobiernos neoliberales, los  mismos que aun hoy gobiernan sin repartir la riqueza y fomentando la corrupción.

Ecopetrol que a su vez hace parte del Grupo empresarial Ecopetrol S.A. se ha convertido en una nueva multinacional que participa con sus acciones en la bolsa de nueva york, y por ser su naturaleza una sociedad de economía mixta, cuando le conviene se comporta como empresa privada y cuando padece tragedias y requiere solidaridad nacional se muestra como empresa pública del Estado.

Ecopetrol en casi todos los lugares donde se encuentra en proyectos directos o en contratos de asociación tiene conflictos con la comunidad y los trabajadores, pero se oculta en las primeras tras el rostro de las contratistas y en la segunda de sus asociadas, en otras establece una operadora para sus propios campos y a estas operadoras les toca responder como cualquier mayordomo, por los problemas del dueño de la finca.

La explicación a las grandes tragedias cuando no son apocalípticas, las consideran castigo de los dioses o hechos irresistibles e imprevisibles; por ello un cuestionamiento reciente a la explicación de la explosión del gasoducto decía: Robando combustible?  Lo mismo sucedió hace unas semanas en Norte de Santander un derrame dejo sin agua potable a Cúcuta y a Chinácota por varios días pues el derrame contamino los afluentes del acueducto, la respuesta inicial de Ecopetrol fue que el derrame se produjo por un derrumbe. Los alcaldes de los municipios afectados fueron al sitio y que sorpresa se llevaron «No hubo ningún derrumbe» eran mentiras de los funcionarios de Ecopetrol. Esto sucedió y así se quedo, no hubo la mas mínima sanción, ni investigación, lamentablemente ahora vuelve y juega pero ahora no solo se contamino una fuente hídrica ahora cobro la vida y salud de muchas personas. Cuando será el día que las instituciones colombianas respondan por sus errores, falta de mantenimiento y previsión.

CONTAMINACION DEL ACUEDUCTO DE CUCUTA. A las 10:35 de la mañana del domingo 11 de diciembre de 2011 en el tramo 32 del oleoducto Caño Limón-Coveñas, en la vereda Cuéllar, jurisdicción del municipio de Chinácota, Norte de Santander, se presento un fuerte derrame de crudo; que según todo indica obedeció a la falta de mantenimiento predictivo y preventivo por parte de Ecopetrol.

Una gran cantidad de petróleo empezó a salir y bajar por la montaña de la finca La Pedroza, a seis kilómetros de Chinácota y a 45 minutos del casco urbano de Cúcuta. El crudo cayó, primero, en la quebrada Iscalá y luego pasó a las aguas del río Pamplonita.

Fallo igualmente, una trampa de grasa de contingencia que Ecopetrol había habilitado, en junio de 2007 a la altura de La Garita para atrapar el crudo en estos eventos. Y por ello La mancha de petróleo siguió su recorrido y a las 8:00 de la noche impacto el área del Malecón de  Cúcuta y un olor concentrado de petróleo se propagó por la zona.

Los daños al medio ambiente fueron irreversibles y los impactos para la comunidad fueron devastadores a pesar de los planes de contingencia. La empresa de acueducto solo pudo iniciar el proceso de captación en la planta de pórtico a partir del lunes 19 de diciembre y después de realizada los procedimientos y pruebas pertinentes se empezó a normalizar el servicio de agua gradual y paulatinamente”.

Ecopetrol le prometió a los Norte santandereanos que les construirá una nueva bocatoma para el acueducto, aguas arriba del oleoducto, nada hablo de indemnizaciones, ni para cuándo estará la nueva obra; ni mucho menos de las medidas inmediatas para evitar que esto vuelva a suceder.

EXPLOSION DE POLIDUCTO EN DOSQUEBRADAS. A las 3:49 de la madrugada Ecopetrol suspendió el servicio del poliducto Salgar-Cartago entre los kilómetros 165 y 175 al detectarse una baja de presión, seguidamente se presento una fuerte explosión de oleoducto a la altura de Dosquebradas. Hasta el momento se han identificado once muertos y más de cien heridos, entre ellas al menos 23 niños. El número de muertos puede seguir aumentando porque siguen las tareas de búsqueda de víctimas bajo los escombros y porque una decena de heridos se encuentran muy graves.

Como consuelo de tontos, Ecopetrol  explica que se pudo tratar de un hurto de combustibles, aunque no ha podido desvirtuar  la hipótesis de un deterioro del poliducto, razón que cobra más fuerza con el historial de mantenimiento del ducto y la decisión administrativa de cambiar varios kilómetros del mismo.

“Ecopetrol deberá reacomodar la tubería para que podamos vivir ahí, sino tendrán que reubicarnos”, dijo Ramón Salcedo, representante de la Junta de Acción Comunal.

Al respecto, habitantes del barrio Villa Carola, lugar de la tragedia, manifestaron su rechazo a volver a construir sus viviendas en ese sector, quedando expuestos a riesgos por presencia de infraestructura petrolera.

Por otra parte, El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Frank Pearl, anunció que se estudiará la red de oleoductos, gasoductos y poliductos del país para establecer si hay que modificar algunas líneas que cruzan cerca a barrios residenciales, como sucedió en Dosquebradas.

Lo que el Ministro, ni el Gobierno han advertido es que las comunidades en la mayoría de casos llegaron primero con sus asentamientos humanos que las redes e instalaciones petroleras y eso debe obligar a preguntar ¿qué autoridades emitieron las licencias ambientales? y ¿con quién realizaron las consultas previas, libres e informadas?; por otra parte nada se ha dicho frente a la responsabilidad solidaria y las indemnizaciones de las víctimas; así como establecer cuál es  el plazo y cronogramas para los controles de cambio en oleoductos y poliductos; así como la elaboración de un estudio de riesgo a ciudades como Barrancabermeja que su sector comercial está ubicado a pocos metros de las unidades de destilación atmosférica (Topping) y las de Cracking Catalítico de la más grande e importante refinería del País, en la Gerencia Refinería Barrancabermeja – GRB.

Adenda 1:
La Corte Constitucional acaba de fallar en contra de Meta Petroleum en Campo Rubiales y de Oleoductos de los Llanos Orientales en Puerto López; por construir oleoductos sin agotar la consulta previa con las comunidades indígenas; pero el día que ocurra una explosión dirán que los pobladores estaban chuzando el tubo. 

Adenda 2: Desde el sábado a mediodía, los miembros de 33 comunidades de la etnia wayuu cerraron una de las válvulas de seccionamiento del gasoducto en el kilómetro 67 en la vía a Riohacha, reclaman a PROMIGAS el pago de servidumbres por paso de tuberías sobre sus territorios ancestrales; otro buen ejemplo de malos vecinos.

Descargar documento en formato PDF.