En medio del plan de exterminio sindical la USO llega a sus ochenta y ocho años de vida

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}Para muchos de nosotros el objetivo final de nuestra labor es crear un mundo en el cual los trabajadores puedan forjar su propia vida y su propia historia, en vez de dejar que se la forjen otros, incluyendo los académicos. «Erick Hobsbawn».

Desde el 10 de febrero de 1923 al 10 de Febrero de 2011; han transcurrido Ochenta y ocho años de organización, lucha, movilización,  resistencia, y construcción de tejido social; en una apuesta colectiva que defiende  la Soberanía; la autodeterminación de los pueblos, el carácter estatal de los medios de producción y la justa distribución de la riqueza a fin de alcanzar condiciones dignas para la sociedad Colombiana y que permitan alcanzar el bien ser, el bien estar; el buen vivir para todos y todas.

Frente a la fecha de nacimiento de la UNION SINDICAL OBRERA, lo constata la investigación escrita a dos tomos PETROLEO Y PROTESTA OBERA La USO y los trabajadores petroleros en Colombia, reza: “No hay duda alguna, aunque  el documento fue emitido el 12 de Febrero,  la reunión clandestina inaugural se llevo a cabo el 10 de febrero de 1923”. Razón por la cual sin lugar a equívocos hoy celebramos el aniversario  número ochenta y ocho de nuestra organización sindical.

Somos poseedores y constructores de una historia que se ha opuesto diametralmente al saqueo, explotación, a la mentira, al engaño, a la miseria, a la violencia socio política y económica, al vendepatrismo y al esquirolaje.

Pero construir ese legado ha tenido un costo muy alto  para el Movimiento obrero; la represión dada por los Gobiernos de turno a la primer huelga petrolera de 1924 y a la siguiente de 1928, se aúnan al fatídico  06 de Diciembre de 1928 cuando las Fuerzas Armadas Colombianas confirmaban con la masacre de los obreros bananeros en ciénaga magdalena; a que intereses respondían y cual bandera defienden que no es propiamente el tricolor Nacional.

La propuesta de que el petróleo se siembre para la paz, sobre la base de la justicia social, la redistribución de la riqueza y el disfrute de nuestros recursos naturales para el bien común; que significa oportunidades de educación, acceso a la salud integral, vivienda digna, saneamiento básico, recreación, cultura, ciencia, tecnología, respeto por el medio ambiente y los territorios sagrados, como también de sus etnias que la conforman; es decir, el desarrollo armónico como sociedad y como nación.  Ha sido duramente reprimida, con formulas violentas y otras más sutiles; que van desde los asesinatos, pasando por judicialización y encarcelamiento, despidos, exilios, desplazamiento, procesos disciplinarios, estigmatización, persecución, programas de acoso laboral; entre otras.

De tal manera que lo sorprende no es que la USO este o pueda estar debilitada; lo verdaderamente impresionante es que no haya desaparecido de la faz de la tierra; ante la agresión sistemática y premeditada que le ha impuesto el terrorismo de Estado, el Paraestado y los diversos Departamentos de Estados y embajadas en conjunto con sus Multinacionales.

Las razones objetivas y subjetivas que conllevaron a la creación de la ORGANIZACION OBRERA en 1923, siguen estando vigentes; el capitalismo y su modelo neoliberal continúan insaciables con sus colmillos afilados buscando recursos naturales y poniendo de rodillas gobernantes genuflexos que condenan la suerte colectiva de una Nación a costa de salvar su suerte individual. Hoy cuando se evidencian reformas pensiónales, laborales, tributarias, de seguridad social, entre otras; y en el mundo del trabajo se potencian las maquilas, el out sourcing, Cooperativas de Trabajo Asociado, Bolsas de Empleos Temporales, labor por destajo y neo esclavitud; la causa del sindicalismo ostenta plena vigencia.

Nótese por ejemplo que pareciera una imagen congelada en el tiempo lo que ocurría en 1939 en Catatumbo, tal como lo registro el diario la mañana un 14 de abril, a lo que  sucede  actualmente en los campamentos de Campo Rubiales en los llanos, donde Ecopetrol opera asociada con la Canadiense Pacific Rubiales Energy.  “Es horroroso ver la manera como vejan al Colombiano, ver la clase de alimentación que dan al trabajador, oír como traquean los granos de arroz crudo entre los maxilares de los obreros. Allí las leyes sociales que existen no cobijan al obrero del Catatumbo. Si reclaman se les despide. No pueden los obreros sindicalizarse. La Colpet es una Compañía acéfala. En ninguna parte tiene la cabeza. De Convención Santander a Ocaña, de Ocaña a Cúcuta y Barranquilla y de ahí a Estados Unidos y nunca se atienden las solicitudes”.

En múltiples rincones del país e incluso en el exterior donde hoy tiene presencia Ecopetrol se vulneran los Derechos y garantías sociales y laborales; de igual manera las diversas multinacionales, filiales y subsidiarias  que han llegado al país  atraídas por las bondades de los gobiernos que han castrado al país de una Ley Marco de Hidrocarburos; han cundido en el mal ejemplo que ha enseñado Ecopetrol; es decir hacen en nuestro país lo que jamás podrían hacer en el de ellas, a falta de un Gobierno Soberano.

A lo largo y ancho de la geografía Nacional se afecta negativamente a las comunidades que han estado históricamente en el territorio y a quienes el descubrimiento de petróleo o gas en su subsuelo, les ha traído mas desgracias que beneficios.

El Gobierno Nacional insiste en entregar las mejores áreas petroleras a las multinacionales; en extender los contratos de asociación hasta el agotamiento  de los yacimientos, en imponer en los nuevos contratos el arcaico modelo de concesión, en mantener una baja tasa de regalías a dichas multinacionales y recortar a su vez su porcentaje a los municipios productores,  continuar deteriorando el medio ambiente y manteniendo unos precios de los combustibles de los más costosos del mundo; como si el petróleo crudo lo tuviéramos importando  y para completar sus formulas obsequiosas; los exceptúa de impuestos con las zonas francas y tramita reforma pensional para aumentar la edad de pensión en tres años para hombres y cinco años para mujeres; siendo esta ultima la razón de la huelga francesa.

Pero no podría haber huelga, ni protesta, ni lucha, ni cambios a favor del pueblo; si no hay quien analice el problema, posea la función, capacidad y propósito de liderar las masas en las calles y las empresas o fabricas; y esos son justamente los valores que comporta la clase obrera y de manera excepcional la Unión Sindical Obrera; es por eso que los capitalistas la quieren aniquilar y es por esa misma razón que la sociedad democrática y patriótica la debe defender, como un patrimonio histórico de la humanidad.

Descargar documento en formato PDF.