Estudiantes se tomaron el Tomás Carrasquilla por jornada única mal implementada

En la Institución Educativa Tomás Carrasquilla, se ha presentado una toma pacífica por parte de los estudiantes de bachillerato desde el pasado 1 de febrero. Rechazan la adopción de la jornada única en la institución sin el lleno de los requisitos necesarios previos.

“Esto ha llevado a que en la institución se presenten dificultades. Los estudiantes no cuentan con la alimentación garantizada para permanecer tanto tiempo en el colegio; hay falta de infraestructura; no existen las aulas suficientes; los patios no alcanzan para la asignación de educación física, hay siete docentes y dos áreas para el trabajo”, manifestó Mario Rodríguez, docente del colegio Tomás Carrasquilla en la jornada de la mañana.

Aun cuando se pasaron a finales del año 2015 derechos de petición a la Dirección Local de Educación de la localidad de Barrios Unidos, no ha sido posible contar con el proyecto que se inscribió y por el cual se aprobó la jornada única en la institución, pues todavía no se entregan los documentos.

“Los docentes se han visto afectados por la variación de la jornada laboral, viéndose constreñidos a cumplir un horario de 7 de la mañana a 4 de la tarde. Con ello, se estaría transgrediendo la asignación legal de carga académica para los docentes, que es de 6 horas de permanencia en la institución y como lo contempla el derecho 1850 de 2002. Esta afectación laboral no solo vulnera los derechos laborales, sino también los derechos de atender sus espacios en familia”, continuó Rodríguez, quien es también representante para el año 2016 al Consejo Directivo.

En la sección de primaria, se ha adoptado el programa de jornada completa, que el año pasado se denominada jornada 40×40, y se han vulnerado los procesos que se deben seguir, ya que no se socializó con la comunidad.

Por esta razón, los niños de la básica primaria asisten de forma desmedida, de 6 de la mañana a 3 de la tarde. Muchos de ellos llegan en rutas asignadas desde la localidad de Suba, por lo que salen de sus casas a las 4 de la madrugada. “Es una situación deshumanizante para estos niños”, afirmó Rodríguez.

La petición que se le ha hecho a la Secretaría de Educación desde la mesa de diálogo, que se conformó, el martes es el desmonte inmediato de la jornada única y el restablecimiento de las dos jornadas como se venía manejando en la institución. De manera que los estudiantes no se vean hacinados y tengan la posibilidad de sus espacios de manera libre y abierta.