Evo Morales califica de contradictoria decisión de Chile

{image}http://lh4.googleusercontent.com/-XT7ZiwtgH_8/U4YGwxoqTFI/AAAAAAAAHVM/NEP2PdEoQKk/s500/evo_morales.jpg{/image}La Paz, 8 jul (PL) El presidente de Bolivia, Evo Morales, rechazó hoy la decisión del gobierno de Chile de desconocer la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para resolver la demanda marítima boliviana.

Morales calificó esa acción de contradictoria tras que esa corte resolvió el diferendo entre ese país y Perú, referido a límites marítimos.

Quiero manifestar con firmeza que Bolivia rechaza la pretensión del gobierno de Chile de desconocer la competencia de la Corte para resolver esta causa, subrayó el gobernante.

Chile sostiene que es respetuoso del derecho internacional y de la vigencia de los tratados pero no fue esa misma actitud la que invocó para invadir militarmente nuestro territorio ocuparlo y enclaustrar a Bolivia, manifestó el jefe de Estado.

En conferencia de prensa el mandatario recordó que tanto Bolivia como Chile son países que suscribieron el Pacto de Bogotá de 1948, que reconoce la competencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

«Es contradictorio entonces que el gobierno de Chile se proclame como un país respetuoso del derecho y de los tratados, pero simultáneamente rechace la competencia del principal órgano de administración de justicia en materia internacional para resolver las diferencias que se producen entre estados», fundamentó.

A su juicio, es más contradictorio aún que Chile repudie al tribunal que resolvió la disputa que sostuvo con el Perú por límites marítimos, una diferencia que surgió como resultado de la Guerra del Pacífico, que afectó la convivencia pacífica de tres pueblos «vecinos y hermanos».

Sostuvo que Bolivia tomará conocimiento de los alcances de la posición del gobierno de Chile, la analizará y contestará con el equipo que representa al país, en el marco de las reglas establecidas por la Corte Internacional de Justicia.

Morales aseguró que Bolivia mantiene su confianza en la Corte y sus jueces que, a su juicio, son los únicos competentes para resolver ese incidente, en el contexto de una resolución pacífica de las controversias.

«Bolivia es un país pacifista y sus únicas armas son el derecho y la razón que le asisten, con esta confianza les aseguramos que seguiremos trabajando con la misma responsabilidad y entrega para defender nuestra causa», afirmó.

Expresó que la violencia de la invasión no puede generar derechos indefinidos e inmutables y que la unidad el pueblo boliviano en esta causa se fortalece en la seguridad de la victoria.

En abril de 2013 Bolivia llevó a Chile a la Corte Internacional de Justicia de La Haya para negociar una salida soberana al océano Pacífico, después de un dilatado e infructuoso diálogo.

Bolivia perdió 120 mil kilómetros cuadrados de territorio y 400 kilómetros de costas tras la invasión chilena el 14 de febrero de 1879, conocida como la Guerra del Pacífico.

Un cuarto de siglo después ambos países firmaron el Tratado de Paz y Amistad, que garantizaba a Bolivia una salida soberana al mar, lo cual nunca se cumplió, según la administración del presidente Evo Morales, que insiste en renegociar el referido pacto.

En 2006, Morales y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, establecieron una inédita agenda de diálogo de 13 puntos que incluyó el reclamo marítimo, pero se diluyó con la llegada al poder de Sebastián Piñera.

mgt/joe