Frente al plan de acción de los derechos laborales y la aprobación del TLC con Estados Unidos

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}La UNION SINDICAL OBRERA de la INDUSTRIA del PETROLEO U.S.O. reitera su posición de rechazo a la insistencia del Gobierno colombiano por la aprobación del TLC con Norteamérica, posición que no es caprichosa, sino producto del análisis juicioso del contenido de dicho tratado, el cual ahondara nuestra dependencia económica y traerá consecuencias nefastas para nuestra industria y nuestros trabajadores.

“La eventual aprobación del [TLC entre Colombia y EU] brindará más empleos en Estados Unidos, aumentará las exportaciones de EE.UU, y mejorará la competitividad de EE.UU. El Acuerdo también eliminará importantes barreras de mercado de Colombia, y es crucial para mantener la participación de EE.UU dentro de este importante mercado.” Con estas frases, reiterativas en los tres documentos emanados de la reunión entre Santos y Obama, se ratifica la idea de que los ganadores del acuerdo son las multinacionales norteamericanas y la mayoría de los colombianos, quienes padecerán sus rigores.

“El TLC con Estados Unidos arruina a estratégicos renglones del agro, empobreciendo a campesinos, empresarios, trabajadores e indígenas que devengan su ingreso de labrar la tierra en productos como el arroz, el trigo, el maíz, la leche, la producción de carne vacuna, pollo y porcina, entre otros. Mientras nuestro clima permite la producción de todos los géneros agrícolas se nos impone especializarnos en bienes tropicales, como lo establece el Plan Colombia, y a Estados Unidos se le da el poder de proveer parte importante de la dieta básica de los colombianos, cediéndole nuestra soberanía alimentaria.

A los campesinos, por ejemplo, el acuerdo les traerá pérdidas que se sumarán a las de la apertura. En el país existen 1,4 millones de hogares campesinos, el 10 por ciento del total de los hogares. El 68 por ciento de ellos tiene ingresos por debajo del salario mínimo. La economía campesina abarca el 47 por ciento del área cosechada en cultivos transitorios y el 50 por ciento de su producción. Y en los cultivos permanentes aporta el 56 por ciento del área cosechada y el 48 por ciento de su producción. El 68 por ciento de la producción agrícola del país es predominantemente campesina. Según cálculos de Garay, Barberi y Cardona el TLC con EU disminuiría en 16 por ciento el ingreso neto de hogares campesinos. Para el 28 por ciento de estos productores, equivalentes a 386 mil hogares (1,54 millones de personas), el ingreso total caería entre el 45 y el 31 por ciento. Hambre y pobreza es lo que depara el TLC.

Descargar documento completo en formato PDF.