Guerra sucia contra la U.S.O. mediante la judicialización y persecución sindical

{image}http://lh5.googleusercontent.com/-iVe7jMLTK_M/Ujxp_LzY0pI/AAAAAAAADDg/ltPidlWw5mc/s720/dario_cardenas_amenazado_uso_meta2.JPG{/image}EL  pasado sábado 02 de noviembre de 2013 en la Ciudad de Villavicencio fue detenido el compañero Vicepresidente de la USO META, DARIO FAUSTINO CARDENAS PACHON , por una orden judicial emanada del Juzgado Primero Penal de Villavicencio, en donde lo acusan de “obstrucción de vías públicas, incendio, daño en recursos naturales y daño en bien ajeno agravado”.

Este hecho es parte de una estrategia de persecución sindical, impulsada por las empresas petroleras que operan en la región, en donde de manera calumniosa y acudiendo a falsos positivos se pretende imputar a los dirigentes de este sindicato la comisión de delitos en el marco de las protestas por la defensa de los derechos de los trabajadores.

Es claro que existe una estrategia articulada entre el Gobierno, los organismos de seguridad del Estado y las empresas petroleras, en especial PACIFIC RUBIALES ENERGY, para impedir a toda costa, que la UNIÓN SINDICAL OBRERA USO, llegue a las nuevas zonas de explotación petrolera en el Departamento del Meta, como quiera que ésta es la mayor región productora de petróleo del país. Este es un nuevo ataque del Estado contra el sindicalismo en donde se confirma un principio básico del establecimiento: dirigente que no es asesinado por el paramilitarismo o las fuerzas militares, debe ser judicializado y llevado a la cárcel. Nos encontramos ante una presunta alianza perversa de empresarios, funcionarios judiciales prevaricadores y miembros de la fuerza pública comprometidos en una cruzada para obstruir las libertades sindicales y penalizar la actividad de las organizaciones obreras.

Ese es el fin de la Ley de Seguridad Ciudadana (Ley 1453 de 2011) que penaliza la movilización social y, la pretensión del Proyecto 091 de 2013 presentado por el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, suplantando al Ministro de Justicia, bajo la denominación: “Criminalidad y Terrorismo”, que establece nuevas penas para contener la protesta social. Esta siniestra conducta del establecimiento se combina con una campaña de panfletos, calumnias y amenazas contra  la organización sindical, los dirigentes y sus familias.

La USO denuncia la detención del compañero DARIO CARDENAS PACHON, Vicepresidente de la USO, y  acudirá a las instancias nacionales e internacionales que sean necesarias para que cese la persecución contra nuestra organización, haya justicia y se reconozcan los derechos sindicales universalmente vigentes.

Cabe destacar que el encarcelamiento de los dirigentes sindicales hace parte de la estrategia desarrollada para exterminar a   la U.S.O.  y que al interior de Ecopetrol se complementa con  cientos de  procesos disciplinarios que está montando sistemáticamente la oficina de Control Interno Disciplinario contra  los trabajadores y dirigentes sindicales que salieron a participar del paro laboral realizado el pasado 28 de septiembre lo que demuestra que no se respeta en Colombia el libre ejercicio de la actividad sindical y que existe un claro concierto, para atacar la legitimidad y existencia de la USO.

NOTA:
Sería bueno que la Ecopetrol  aclarara públicamente cuál es el propósito que tiene con la firma del  famoso CÓDIGO DE ÉTICA por parte de los trabajadores. Que se sirva explicar  si es la validación de otro mecanismo para proceder a disciplinar y a sancionar. O por el contrario es una herramienta de impunidad para los altos directivos y quienes manejan la contratación, sin ética, sin códigos, sin Dios y sin ley.

Redactó: Junta Directiva Nacional
Miércoles 6 de noviembre de 2013.

Descargar boletín en formato pdf