Hacia la recuperación del salario convencional

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}Justo cuando las movilizaciones en varias partes del país, reivindican las reclasificaciones salariales de contratos que en otrora se efectuaban con régimen convencional y que por interpretaciones subjetivas de la administración de ECOPETROL S.A. se pasaron unilateralmente a régimen legal, abaratando la mano de obra e incrementando sus utilidades, como lo hemos demostrado (Ver Frente Obrero del 14 de Octubre), por el detrimento de las condiciones laborales tanto de trabajadores directos como tercerizados, se conoce el fallo de la Sección Segunda del Consejo de Estado que suspende los Decretos 3164 de 2003 y 2719 de 1993, por encontrar que el Presidente de la Republica, se excedió en las facultades conferidas por la Constitución Política de Colombia.

En ese importante pronunciamiento, emitido el pasado 4 de Agosto de 2010 señaló en uno de sus apartes que:

“El Ejecutivo al modificar, suprimir o restringir los Decretos Reglamentarios demandados, las actividades propias y esenciales de la Industria del Petróleo, con el fin de establecer un “nuevo, único y exclusivo listado de actividades” para ajustar la reglamentación contenida en el Decreto Reglamentado, a labores que se han considerado como inherentes a cualquier operación petrolera; va en contravía al objeto de su potestad reglamentaria que es contribuir a lo dispuesto en la Ley”

En ese mismo auto, el Consejo de Estado señaló enfáticamente que:

Si se aceptara la modificación de exclusión que se hizo con relación a las labores propias y esenciales de la Industria del Petróleo, por ejemplo, transporte, construcción y mantenimiento de oleoductos y refinerías, de los sistemas de bombeo, recolección, tratamiento térmico, entre otras; se estaría cambiando las reglas del juego con respecto a los salarios y prestaciones de los empleados de los contratistas independientes, lo cual se reitera, es abiertamente inconstitucional…”

Así las cosas, al suspenderse los dos decretos mencionados, queda en su integridad vigente la norma contenida en el artículo 1 del Decreto 0284 de 1957 que como lo reconoció el mismo pronunciamiento, fue declarado exequible por la Corte Constitucional mediante sentencia C-994/01.

Demandamos de la administración de ECOPETROL S.A. el rápido cumplimiento de los efectos de la suspensión provisional de los Decretos 2719 de 1993 y 3164 de 2003, éste último impuesto unilateralmente y por vía de la fuerza y la militarización por el nefasto gobierno de ÁLVARO URIBE VÉLEZ.

Hacemos un reconocimiento público, a la labor que con este propósito emprendió el Dr. RAMON VALDES MENDOZA y ponemos a disposición nuestros intereses comunes para llevar a feliz término la nulidad de los decretos demandados.

Adenda 1: Se reabre la discusión del régimen salarial aplicable a la construcción de tanques de BIODIESEL y del 84% de contratos calificados en la refinería como de régimen legal. Demandamos de un espacio para abordar este tema.

Descargar documento en formato PDF