Iniciativa popular para un precio justo de los combustibles

{image}http://eldia.co/images/stories/170611/005.jpg{/image}La Comisión de Seguimiento a los Combustibles del Senado de la República, busca recolectar 150.000 firmas que respalden la presentación de una iniciativa popular que busca cambiar la fórmula tarifaria de cobro a los combustibles.

Las firmas permitirán dar el aval  a la iniciativa popular, lo cual exige que posteriormente se recojan 1.5 millones de firmas para poder presentar el proyecto de ley de iniciativa popular.

En cuanto al proyecto, lo que se busca es establecer un mecanismo que regule el cobro de los combustibles, lo cual no es nada sencillo si se tiene en cuenta que el sector de los combustibles en Colombia esta sometido al comercio internacional, a la dinámica de exploración de nuevos yacimientos, al tipo de crudo que se extrae y al nivel tecnológico con que se cuenta en el país.

La propuesta legislativa pretende modificar el ingreso que reciben los productores por procesar, refinar el petróleo y transformarlo en gasolina o en ACPM. En la actualidad este valor lo regula el Ministerio de Minas y Energía; lo que se quiere es que en los costos internos de producción del combustible se regulen sin tener en cuenta la cotización del barril de petróleo en los mercados internacionales. 

De acuerdo con el Ministerio de Minas, para junio el ingreso al productor en la gasolina corriente fue de 4.311,55 pesos, lo que equivale al 50,7 por ciento del precio final de referencia al consumidor en Bogotá. Replantear la fórmula de ingreso al productor permitiría reducir  el costo por galón  alrededor de 1.000 pesos.

El director de Hidrocarburos del Ministerio de Minas, Julio César Vera, aseguró que el país debe entender que la política sobre combustibles también busca garantizar el abastecimiento confiable y que, para ello, se requieren inversiones en exploración de nuevos yacimientos productores, así como modernización de refinerías, las cuales hoy deben procesar un petróleo más espeso (pesado), pues éste es el que está predominando en la producción del país.  Solo la modernización de las refinerías necesitará recursos del orden de los 9.000 millones de dólares.

Una propuesta que interesa al gobierno es la que fija  un esquema de impuestos en el que las tasas de los gravámenes bajarían cuando suban los precios del crudo y viceversa.

Si bien la rebaja en los precios del combustible genera un impacto directo sobre la canasta familiar, hay que contemplar el impacto que tendría sobre los impuestos y la economía nacional. Es necesario que los sectores sociales y políticos progresistas del país consideren como implementar una propuesta que beneficie al grueso de la población.