“La actividad sindical es un derecho”

{image}http://imagen.eldia.co/cache/logos/uso_595.jpg{/image}Es penoso comprobar como en un mundo que crece y en que los asombrosos progresos humanos y culturales se traducen en constantes adelantos que deberían servir para bienestar humano de toda la población , en el seno de una misma nación convivan grupos que exhiben ostensible bienestar y aun lujos, mientras otros apenas subsisten en la estrechez. Nuestro mundo nos muestra muchas condiciones de marginalidad, y de injusticia social.

¿Cómo conciliar esta brutal realidad con nuestra conciencia de cristianos? Y aun quienes no lo son, más allá del juicio moral que estos les merezca, no comprenden que un orden tan injusto produce naturalmente en su seno semillas de legítima rebeldía, que más temprano que tarde, amenazan y ponen en peligro no solo el progreso y la estabilidad, sino también las bases mínimas de la convivencia pacífica. Si tenemos la humildad necesaria para reconocer que no somos depositarios exclusivos de la verdad y de la Razón.

A propósito de estas reflexiones, la USO debe hacer una reflexión sobre el comportamiento de la señora Marta Patricia Casallas quien se desempeña como Gerente de operaciones de facilidades de producción en PETROTIGER, quien ha asumido actitud, que a todas luces se traduce en una abierta limitación al derecho de asociación, libertad sindical y persecución laboral contra nuestro presidente y afiliados de la subdirectiva de la Uso de Tauramena. Que son acciones Dictatoriales que están en contra de lo establecido. Derechos Fundamentales de las personas y trabajadores, irrespetuosa por las normas Constitucionales, legales y de Tratados Internacionales en materia de Derechos Humanos como los obtenidos en la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Hace no muy poco, a nuestro compañero presidente de la subdirectiva Tauramena, Hernán Barón Velázquez, fue trasladado de su sitio de trabajo sin el permiso del Ministerio de Trabajo a otro municipio violando el artículo 405 del C.S.T., ahora, cuando la empresa decidió entregar y levantar la estación Chitamena en donde laboraba nuestro compañero, la empresa, hace reubicación de todos los trabajadores que hacían parte de ese grupo y los envía a sus operaciones a Ramiriquí, pero no así al compañero presidente de la subdirectiva, al compañero Hernán Barón.

El argumento de Marta Patricia Casallas, es que la empresa CEPCOLSA dueña del campo no aceptó la hoja de vida del compañero, pero al contrario le proponen que se vaya al campo Atarraya operado por TECPETROL, área que no ofrece condiciones de seguridad a nuestro compañero y de paso desmejora sus condiciones laborales y donde se le inhibe del ejercicio de su actividad como dirigente, no solo por el aislamiento a que se somete, si no por las condiciones de seguridad para su ejercicio.

Las relaciones laborales deben mirarse deontológicamente, para poder aplicar en ellas justicia y equidad, donde queden a salva guarda los derechos fundamentales de los trabajadores y la moralidad de las decisiones. No pueden cargarse de prejuicios y subjetividad decisiones de una empresa o persona a cargo sin el cuidado que de las consecuencias que ellas puedan generar.

Si bien es cierto las decisiones son institucionales, para la USO es claro que se presenta una fuerte influencia de la ingeniera para que las cosas sucedan de esa forma, lo cual, como se dijo configura una abierta violación al derecho de asociación, libertad sindical y persecución laboral en contra de nuestro compañero, que afecta directamente a nuestra organización sindical, cargado de juicios a priori y violando el derecho de defensa del trabajador, al punto de hacer prevalecer la imposición patronal.

En tal sentido, la Subdirectiva de la USO Tauramena exige a PETROTIGER y a Equión, la preservación de los derechos de nuestro compañero Hernán y la prevalencia de la ley, sobre decisiones de carácter subjetivo y la reubicación del compañero Hernán en un sitio de labores donde se preserve su seguridad y la posibilidad de realizar su ejercicio como dirigente sindical.

No debemos concluir sin destacar la importancia de que cuando prevalece el individualismo, cada cual se encierra en sus propios intereses, opiniones y tiende a rechazar a priori los que cree contra puestos. Se producen así confrontaciones irreductibles y riesgos de ruptura, si intentamos comprender a la contra parte poniéndonos en su lugar, siempre encontraremos que por mucho que sea lo que nos diferencia o contrapone, es por lo menos igual lo que nos une o acerca, y descubrimos que bien vale la pena entendernos al menos parcialmente.

Creemos que en toda sociedad, hasta entre sus miembros que se consideran distantes y aun antagónicos hay creencias comunes, valores compartidos, intereses solidarios. Es lo que llamamos “Consensos Básicos”. Son semillas de entendimiento y unidad. Ayudar a que germinen y florezcan es tarea de justicia y de paz CONOTABLE.

REDACTO USO SUBDIRECTIVA TAURAMENA MAYO 10 – 2013
90 AÑOS CONSTRUYENDO PATRIA POR UNA COLOMBIA SOBERANA Y DIGNA…
¡¡LA USO VIVE!!