La administración de Ecopetrol acude a patrañas para descalificar y estigmatizar la legítima protesta

El Comité se permite informar y aclarar ante la los medios de comunicación y la opinión pública en general, las declaraciones tendenciosas y sin fundamento realizadas por la administración de ECOPETROL en torno a las actividades de protesta que se llevan a cabo hace un mes en las instalaciones de la empresa en la ciudad de Bucaramanga, bajo los siguientes términos:

Primero: Luego de cuatro décadas de luchas y sacrificios de los obreros, se pactó desde el año 1963 entre la Unión sindical Obrera y la Empresa Colombiana de Petróleos el capítulo de salud que establece el modelo y las condiciones en que los trabajadores, pensionados y familiares se les prestará los servicios de salud.

Segundo: En el artículo 279 de la Ley 100 de 1993, se exceptuó nuestro sistema de salud de dicho Régimen General de Salud, debido a que logramos sustentar la viabilidad económica en razón a la autonomía financiera de la empresa en relación con el fisco nacional y la necesidad de garantizar la salud y vida de los trabajadores y pensionados que laboramos en una industria considerada de alto riesgo por sus lesivas afectaciones para la salud de las personas.

Tercero: En un acto de ilegalidad e irrespeto por los derechos plasmados en la Convención Colectiva de Trabajo y la Ley, la Administración de ECOPETROL pretende de manera unilateral modificar el actual modelo de salud debidamente pactado y regulado por las partes, con el que se desmejoraría de manera gravísima la prestación de servicios de salud de los casi 68.000 usuarios en todo el país.

Cuarto: Pese a la insistencia al diálogo por parte de la organización sindical, la única respuesta de la administración es una actitud intransigente y prepotente en continuar con su perversa intención de imponer un modelo que pondría en riesgo la salud y vida de los usuarios.

Quinto: Lo anterior obligó al sindicato, trabajadores, pensionados y familiares a organizar Comités para que realizaran protestas en todo el país, a fin de exigir respeto y cabal cumplimiento por nuestro modelo actual de salud y en defensa de ECOPETROL como patrimonio de todos los colombianos.

Sexto: Pese a la represión y provocación por parte de algunos miembros de la Policía Nacional y directivos de la administración de ECOPETROL, las jornadas de socialización, sensibilización y protesta se han llevado a cabo de manera pacífica.

Séptimo: El día martes 28 de junio se llevo a cabo una asamblea de usuarios dentro del Centro de Atención Local, en espera de los resultados de una reunión entre la Administración de ECOPETROL y miembros de la Junta Directiva Nacional del Sindicato. Todo se desarrolló en total calma y en normal prestación del servicio, pese a que el señor Uriel Peña, jefe de seguridad de ECOPETROL, envío agentes de policía a cerrar las puertas del edificio con la orden de no dejar salir ni entrar a los usuarios y de no permitir ingresar el almuerzo para los manifestantes. Ante esta medida represiva, la reacción de los usuarios fue la de pegar afiches alusivos a la justa reclamación de sus derechos sin que se ocasionaran ningún daño a las instalaciones.

Octavo: El viernes 1 de julio, se presento un hecho de provocación e incitación a la violencia por parte de un funcionario que pretendió ingresar por la fuerza, empujando, desafiando a los golpes y grabando con su celular a los manifestantes que se encontraban desarrollando normalmente su legítimo derecho a la protesta, y que gracias a la intervención de los lideres sindicales y agentes de policía se evitó hechos de agresión.

Noveno: Es necesario precisar que somos los mismos usuarios los que estamos protestando y que las posibles demoras que se den en los trámites producto de las jornadas de protesta, las asumimos con plena responsabilidad y consecuencia, porque tenemos claro que lo que esta en juego es lo más preciado que tenemos, la salud y la vida misma. Ahora bien, derechos fundamentales como la salud y la vida que están en disputa, no pueden subordinarse a otros derechos de menor alcance constitucional, como lo son el derecho al trabajo, entre otros.

Finalmente, condenamos el burdo actuar de la administración de ECOPETROL que en un acto de desespero por falta de argumentos para deslegitimar nuestros reclamos, utilice a los propios funcionarios como chivos expiatorios para descalificar, estigmatizar y penalizar la justa protesta y con ello, confundir y desviar la atención ante la opinión publica de sus verdaderas y oscuras pretensiones sobre el trasfondo e intereses de imponer un Nuevo Modelo de Salud y los últimos anuncios de feriar veinte campos operados y administrados por ECOPETROL y sacar en venta a la Filial PROPILCO, entre otras, que van en detrimento del interés nacional y a favor de los grandes monopolios de la Salud y del capital privado nacional y transnacional.

Redacto: Comité Prodefensa de Bucaramanga, Julio 1 de 2016.