La Asociación Distrital de Educadores invita a dar el Sí a la paz

La Asociación Distrital de Educadores, en una decisión respaldada por su Asamblea de Delegados y la Junta Administrativa, está apoyando el sí a la paz en el plebiscito para validar los acuerdos surgidos en los diálogos de paz.

Pablo Cruz, analista político, explicó en detalle el contexto conceptual y práctico de esta decisión. Primero, es conveniente explicar qué es el plebiscito desde el punto de vista normativo y en los términos de la Constitución Política colombiana. Entonces, el plebiscito es una participación ciudadana, en la cual se aprueba o no, la gestión de un gobernante. No es una decisión jurídica ni tiene impacto ni obligaciones. Es una refrendación de la decisión de un gobernante.

En los últimos años en el mundo, la tendencia de los gobiernos autoritarios es a usar los plebiscitos para someter esas decisiones del pueblo a promover sus mandatos y mantenerse indefinidamente en el poder.

Sin embargo, en Colombia se ha dirigido a una refrendación al proceso de negociación entre las Farc y el gobierno, particularmente, sobre los acuerdos que se alcancen para terminar el conflicto en Colombia.

De acuerdo con la Constitución, este tipo de acuerdos no necesitan ningún tipo de refrendación. De hecho, como la Carta Magna consagra el derecho a la paz, esta es una obligación del presidente de la República y nada que vaya en esa dirección no sería sometido a debate alguno.

“El presidente, en mi opinión, lo que ha querido es encontrar un respaldo a esa gestión, porque encuentra que la gobernabilidad en su gobierno es muy precaria, que la inexistencia de partidos políticos fuertes con una incidencia en la ciudadanía, es débil. Por lo tanto, se necesita la participación directa de los asociados para refrendar estos acuerdos”, indicó Cruz.

Bajo este contexto, Colombia se encuentra en una coyuntura decisiva para alcanzar lo que desde hace muchos años, los pobladores, organizaciones sociales y movimientos alternativos han buscado: el cese de la guerra, el cese del conflicto y el establecimiento de la paz para los colombianos.

Es necesario alejarse de los dictámenes de la ultraderecha, que insisten en mantener la guerra con base en el miedo, que es la base de su política. El analista sostiene: “El ‘coco’ de las Farc es la base de su política. Con el proceso de paz desaparece eso y sus escenarios políticos van a concluir”.

La invitación desde la ADE a los maestros y maestras de Bogotá es convertirse en voceros del sí al plebiscito en sus colegios, y que los alumnos trasmitan esos pensamientos a sus padres. De esta manera, los maestros asumen ese compromiso para mantener la tranquilidad y la paz a todos los colombianos. Cruz cierra: “Todos a votar por el plebiscito afirmativamente”.