La comunidad de sabana de torres se moviliza contra el modelo de contratación de Ecopetrol

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}Desde 1962 cuando empezó a desarrollarse el contrato de concesión entre la nación y la ESSO para explotar los campos petroleros de Provincia y Bonanza, la vida de los habitantes de esta región se ha visto influenciada directamente por los impactos derivados de la industria extractiva de los recursos naturales ; Sabana de Torres creado municipio el 29 de noviembre de 1979, cuenta hoy con más de 20.000 habitantes fue testigo del tortuoso proceso de reversión de los activos petroleros a ECOPETROL  a fines de 1992;  momento en que la USO y USTRAPETROL  dieron una dura batalla reivindicando los intereses del país y los derechos de más de 80 trabajadores con sus familias que exigían la sustitución patronal y el enganche con la estatal petrolera.

Sabana de Torres es hoy por hoy un municipio con ubicación geopolítica privilegiada, escenario propicio para el desarrollo de grandes Megaproyectos,  tales como la expansión del monocultivo de la palma de aceite y sus factorías, la ubicación del aeropuerto internacional de carga, la explotación de las arenas para procesamiento de vidrio y por supuesto el desarrollo de los campos de petróleo y gas hasta su agotamiento, con la expansión de nuevos yacimientos hacia el departamento del Cesar;  que convierten a esta región en objetivo esencial de la inversión de capitales que buscan los nidos mas rentables en nuestro país.  Como consecuencia de toda esta prospectividad regional se generan todo tipo de afianzamiento de intereses políticos, empresariales, gremiales y los de los grupos al margen de la ley que observan en esta danza de millones, la mejor oportunidad para aceitar su maquinaria criminal brindándole “confianza y seguridad” a las multimillonarias inversiones; la anterior situación se asemeja a la vivida por cientos de municipios en todo el país que observan hoy como de la noche a la mañana pasaron de ser puntos olvidados en el territorio nacional para convertirse en el centro de circulación de personal foráneo y extranjero, pesada y moderna maquinaria, propagación de negocios con capitales de dudosa procedencia, prostitución, alza desmedida de los precios de la canasta familiar (arriendos, alimentos, servicios públicos), índices elevados de delincuencia y criminalidad, desmantelamiento del tejido social ;  así como la propagación de los cordones de miseria derivado de la inmigración de cientos de personas desplazadas forzosamente de sus territorios naturales que ven en estos lugares posibilidades de rehacer su vida.

Si bien ECOPETROL no es el único actor en este escenario, por el momento si es el principal y no es aceptable que ante situaciones como la presentada con el contrato de la reparación de la planta de gas de provincia con la firma SERVIDIAZ Y CAMPO (que no es la única), cuyo resultado desastroso dejó reclamaciones laborales y a los proveedores,  comerciantes de Sabana de Torres en la quiebra,  solo se reciba de la administración de la empresa un escueto y leguleyo comunicado donde se envía a los Sabanatorrenses (Sabaneros) a que acudan a la justicia ordinaria para reclamar sus derechos; olvidando estos administradores que la situación derivada en este contrato como en muchos otros obedece a las profundas fallas que tiene el modelo de contratación de ECOPETROL a nivel nacional y a la deficiente planificación y seguimiento realizada por parte de los gestores e interventores de estos contratos que en la mayoría de los casos es el resultado de los tentáculos de corrupción extendidos al interior de la empresa  como consecuencia de la multimillonaria contratación.

Por todo lo anterior,  hoy se moviliza la comunidad Sabanatorrense (Sabanera), no en la coyuntura de una reclamación contractual; lo hace empujada por la necesidad de construir tejido social, en el entendido que no es la iniciativa exclusiva de los proveedores, los comerciantes, los pequeños y medianos industriales, los gremios, las asociaciones de desempleados o el Sindicato si no por el contrario de todos aquellos y aquellas que entienden la imperiosa necesidad de que emerja la estructura social que logre posicionar los intereses de las comunidades y los trabajadores por una vida digna, con paz y justicia social, donde el derecho sublime a la vida prime sobre cualquier interés económico con  distribución equitativa de la riqueza;  para que la concepción del futuro de la región no quede en manos exclusivas de unos pocos si no por el contrario se involucre a todos los protagonistas en el ACUERDO y  sea la suma de todas las voluntades,  incluidas por supuesto las de los forjadores de la riqueza a través de la venta de su fuerza laboral.

La Unión Sindical Obrera USO, reafirma su inclaudicable compromiso con las causas sociales de la comunidad de Sabana de Torres y manifiesta su total disposición en acompañar todos los procesos organizativos tendientes a reivindicar sus derechos e invita a construir la UNIDAD de los sectores  progresistas en el afán de fortalecer  tejido social y poder presentar la propuesta alternativa de cara el futuro donde se plasmen las justas aspiraciones de un pueblo que lucha,  resiste y vive.

 

Descargar documento en formato PDF.