La intransigencia patronal de las petroleras en Casanare esta rebosando la copa

  • Categoría de la entrada:Tauramena
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
{image}http://www.eldia.com.co/images/stories/090210/casanare.jpg{/image}Es tal la intransigencia de las empresas petroleras en Casanare acostumbradas a imponer las condiciones laborales a su antojo, que a la fecha continúan desconociendo a la organización sindical, a los voceros de los trabajadores, al gremio del comerciante y transportadores e incluso a la administración municipal en cabeza del alcalde y los concejales.

Por su parte los trabajadores continúan firmes en sus demandas y con la moral en alto no solo por la justeza de su reclamación, sino por la simpatía que dentro de los demás trabajadores/as viene despertando la protesta y además porque hoy ya no solo son ellos los que están movilizados si no porque el malestar con las empresas petroleras se viene generalizando como es el caso de las veredas del sur, Vigía Trompillos, que no han permitido el avance de la sísmica en la zona, hasta que no se pacten las condiciones laborales justas.

En la región la multinacional BP y las demás empresas operadoras o contratistas a su servicio, tenían patente de corzo para hacer con los derechos de los trabajadores lo que les viniera en gana.

Los trabajadores sabemos que las empresas del sector obtienen cuantiosos recursos por la explotación de nuestros recursos naturales como el petróleo, gas y carbón, los cuales son utilizados, valga la redundancia, como el combustible para mover la economía mundial y que el negocio no termina con la simple venta del petróleo crudo o materia prima, sino que en su transformación el valor de los producto aumentan exponencialmente, también hemos entendido que mientras los salarios sean mas bajos mayores son las utilidades de las empresa.

Este es el juego del poder de las empresas, que lo único que miran son sus arcas y sus cuentas bancarias, pero no les interesa pensar en el bienestar de los trabajadores/as quienes son los que hacen prosperar sus negocios y alcanzar sus altas ganancias, por el contrario, los someten a condiciones laborales indecentes y el tratamiento que les dan cuando menos es el de ciervos de la gleba o de una cosa sin derechos.

La lucha de los trabajadores/as se enmarca dentro de los intereses de clases, pues mientras ellos se esfuerzan por la consecución de mejores condiciones de trabajo y dignificación de la vida producto de su fuerza de trabajo, las empresas por cualquier medio, incluso utilizando la violencia les arrebatan sus derechos y esperanzas a un futuro mejor para sus hijos.

En ese entendimiento los trabajadores/as seguiremos firmes en nuestras reivindicaciones salariales, sociales y ambientales que nos permita reproducirnos en nuestro territorio con dignidad y justicia.