La mesa laboral y de bienes con oleoducto Bicentenario S.A.S., y SICIM se suspende indefinidamente con los sectores sociales del departamento

  • Categoría de la entrada:Arauca
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

{image}http://imagen.eldia.co/cache/logos/uso_595.jpg{/image}Dentro del proceso de exigencias a las petroleras y al Estado, en el Departamento de Arauca, se dio la posibilidad de iniciar desde el 25 de septiembre la discusión de los temas que hacen parte de la mesa laboral y de bienes y servicios , de cuyos aspectos solo venía tratando el laboral, hasta el día de ayer cuando se ha decidido suspender el desarrollo de las conversaciones hasta nueva oportunidad.

Sin haber iniciado la negociación del pliego de peticiones presentado a Oleoducto Bicentenario por parte de la USO, fue necesario examinar  las actas de acuerdo firmadas con las organizaciones sociales y esta empresa. La primera de ellas firmada el siete de mayo pasado, en la cual se hizo el compromiso de levantar la movilización de la comunidad y fijar otros compromisos, como la realización de una nueva reunión 15 días después, es decir, el 22 de mayo siguiente, en donde se realizaron otros acuerdos relacionados con aspectos laborales, los cuales no se han cumplido hasta el momento.

Sumado a lo anterior, antes de dar inicio a la discusión del pliego, fue necesario corregir entre las partes algunas conductas discriminatorias de la empresa SICIM contra los trabajadores araucanos, manifestada en la disminución de los ingresos a nuestros trabajadores respecto de lo que venía pagando en Casanare. No obstante, realizado el compromiso de nivelar los ingresos de los trabajadores a las mismas condiciones que a sus pares en el hermano departamento, de manera irresponsable firmó un acta de acuerdo con los soldadores, en la cual se desmejoró sus anteriores condiciones contrariando lo ya acordado.

Como si esto fuera poco, la empresa SICIM en un acto por demás provocador, para ellos resultará baladí, pero para nosotros una muestra de irresponsabilidad de esta empresa, de su falta de ética y capacidad de maniobra.

Adicional a estos inconvenientes, algunos funcionarios de la empresa SICIM han realizado en Casanare, Tame y en la estación Banadía señalamientos peligrosos contra los trabajadores, que ponen en peligro su vida, manchan su buen nombre, al punto, que dos personas las han puesto en una especie de ostracismo por considerarlas peligrosas contra sus intereses. Estos hechos para nosotros son muy delicados, la historia de barbarie que ha vivido la organización social en el departamento, no nos permite pasar desapercibido este tipo de señalamientos y por eso no es posible continuar discutiendo otros temas hasta que no se le ponga paro a este proceso de deslegitimación a nuestra comunidad, que incluso ha llegado a niveles tan grandes que se sindica a algunas asociaciones como peligrosas y cómplices del crimen.

La explotación petrolera en el departamento de Arauca ha dejado riqueza para muy pocos: administradores públicos, empresas contratistas, las multinacionales, el gobierno, etc., y uno y otro avivado que ha aprovechado las circunstancias o relación de tráfico de influencias que se presenta en esos medios. Para la mayoría de la población, que por derecho le corresponde parte del producto por la explotación de los recursos naturales, lo único que le queda es la violencia, la descomposición social, el desastre ambiental como el que sigue ocasionando la OXY, los efectos nocivos sobre la cultura de la región, pérdida de su territorio, la ruptura de su tejido social por las petroleras, miles de víctimas de la violencia, pobreza y explotación de la mano de obra y el goce de algunas inversiones en servicios precarios y de mala calidad ejecutadas por las administraciones, en cuya realización se ha negociado previamente el CVY.

Hoy en el departamento hay un conflicto en proceso, el cual puede tomar dimensiones distintas, el deseado por nuestra comunidad y trabajadores: el dialogo serio y constructivo. O el de la movilización y la lucha decidida por la reivindicación de los derechos de nuestro pueblo. Por eso llamamos la atención para que no se pierda esta perspectiva y se tome con mucha seriedad el asunto, pues como van las cosas nos veremos avocados a ejercitar nuestros derechos a la protesta social.

Igualmente nos parece repudiable y deshonesta la actitud de SICIM, quien viene despotricando de la USO y amedrentando a los trabajadores para que no se afilien a nuestra organización sindical, quien además, a la vieja usanza de PACIFIC RUBIALES está utilizando a funcionarios de su administración para repartir los formatos de afiliación de SINDISPETROL, lo cual ha respaldado con otra perversidad, firmar en Bogotá un acta con esta organización sindical a la que respetamos, pero de quien exigimos decoro, respeto y juego limpio, lo que igualmente exigimos a SICIM, a quien le recordamos conque actor sindical está en la región negociando. Si quieren seguir jugando sucio no hay problema, nosotros no seguiremos ese juego por considerarlo bajo y rastrero propio de personas sin escrúpulos, pero actuaremos en nuestra línea de comportamiento.

Se ha dejado tres solicitudes perentorias para poder reanudar las conversaciones parciales en este proceso: que se saquen las máquinas de soldadura mecanizada o automáticas, que se haga retractación pública y expresa por el funcionario de SICIM sobre las sindicaciones tendenciosas contra nuestra comunidad y se haga justicia contra las dos personas a quienes se viene mancillando su honor, buen nombre y puesto en riesgo su vida e integridad, y, por último que se entregue formalmente el acta firmada con los trabajadores el 26 y 28 de septiembre.

Redactó junta directiva USO Arauca, 26 de octubre de 2012

LA USO 89 AÑOS DE EXISTENCIA Y DE LUCHA SOSTENIDA POR LA DEFENSA DE LOS TRABAJADORES/AS

>> Descargar documento en formato PDF