Schlumberger Surenco S.A. acosa laboral y sindicalmente a los trabajadores afiliados a la USO

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}La Unión Sindical Obrera USO denuncia ante la opinión pública nacional e internacional, las organizaciones sindicales hermanas.

 

La OIT  como reguladora de los convenios internacionales del trabajo suscritos y ratificados por Colombia, las organizaciones defensoras de derechos humanos, la Comisión Interamericana de derechos humanos, el ministerio de la Protección Social y la Defensoría del Pueblo la grave situación que afrontan los trabajadores de la empresa multinacional de servicios petroleros SCHLUMBERGER SURENCO S.A, afiliados a la Unión Sindical Obrera USO de la industria del petróleo como consecuencia de la política antisindical desarrollada por la administración de esta empresa en Colombia; que comprende entre otras las siguientes situaciones:

-La administración de la multinacional SCHLUMBERGER SURENCO S.A persigue sindicalmente a los trabajadores que toman la decisión de afiliarse a la Unión Sindical Obrera USO, presionándolos para que se desafilien con propuestas de ascensos de cargos, incrementos salariales, trato preferencial en reconocimientos económicos, días de descanso, entre otras; que efectivamente se le otorgan a aquellos trabajadores NO sindicalizados, implementando discriminación injustificada contra aquellos que hacen uso de su derecho fundamental de asociarse libremente en una organización sindical. 

-Tal grado de persecución sindical se vive en Schlumberger Surenco S.A que el mismo señor gerente Luis Oswaldo Díaz de la sección Wireline de la base Barrancabermeja, encierra en su oficina a los trabajadores sindicalizados para persuadirlos a desafiliarse , utilizando el chantaje y el acoso laboral para alcanzar su propósito, a tal punto que a cada reclamo o solicitud de los trabajadores por mejorar sus condiciones laborales, la respuesta dada por el señor gerente es “desafíliese del sindicato y hablamos”.  Esa misma política es emulada por muchos administradores a nivel nacional especialmente en la base Andina y la base Milenio en la ciudad de Bogotá.

-A pesar de existir una Convención Colectiva de Trabajo Vigente firmada por las partes el 29 de marzo del año en curso;  la administración de la empresa viola los acuerdos alcanzados después de meses de discusiones en una mesa de negociación y vulnera sistemáticamente las leyes Colombianas plasmadas en el Código Sustantivo de Trabajo al someter a los trabajadores a jornadas extenuantes de trabajo que superan las 24 horas continuas, a condiciones precarias de higiene y salubridad al exponerlos a consumir los alimentos en los puestos de trabajo en los  pozos petroleros en el suelo, obligan a los trabajadores a laborar meses continuos sin descanso, catalogan los contratos individuales de trabajo como MANEJO, DIRECCION Y CONFIANZA, distanciándose de la verdad, cuando desconocen la figura de CONTRATO REALIDAD que aplica a estos trabajadores, que no manejan personal, ni toman decisiones administrativas sino por el contrario realizan actividades netamente operativas, bajo la subordinación  de sus superiores y cumpliendo jornadas extenuantes sin el reconocimiento de las horas extras establecidas por la ley.

-La administración de Schlumberger Surenco S.A, en cabeza de la Dra María Matilde Valderrama como Gerente de personal Perú, Colombia y Ecuador y la Dra Carolina Camacho como encargada de las relaciones sindicales; abusan de su poder subordinante sobre los trabajadores sindicalizados, realizando llamamientos a descargos de manera reiterativa, abusando de la norma convencional; a tal punto que somete a los trabajadores a desplazarse a la ciudad de Bogotá a las oficinas centrales de la empresa; para presentar diligencias de descargos a pesar de las solicitudes reiteradas del sindicato de adelantarlas en el sitio base del trabajador para permitir la asistencia de los compañeros dirigentes de la USO en las respectivas subdirectivas, obedeciendo a la estructura sindical que define la representación de los afiliados.  Clara muestra  de desconocimiento al sindicato, aprovechando su poder económico al brindar las garantías de desplazamiento a los trabajadores para disciplinarlos y negando las mismas garantías cuando de realizar reuniones bilaterales se trata para abordar los problemas que aquejan a los compañeros sindicalizados en todas las bases a nivel nacional.

-La administración de Schlumberger Surenco S.A, en cabeza de los funcionarios de recursos humanos se ha empeñado en desarrollar una agresiva campaña antisindical en todo el país, argumentando que el sindicato va a quebrar a la empresa, que desarrollamos actividades delincuenciales que colocan en riesgo la seguridad de los funcionarios, que solo buscamos el beneficio económico, que el sindicato a los trabajadores no les sirve ,ni les servirá para nada y que la empresa puede solucionar todos los reclamos de los trabajadores sin necesidad de la intervención de personas ajenas a la empresa ; refiriéndose a la organización sindical; olvidando esta administración reaccionaria que durante años los trabajadores han soportado los abusos continuos de esta empresa que solo busca el incremento desaforado de sus ganancias a costas de la explotación desmedida de los trabajadores; como es el caso de las enfermedades profesionales derivadas de la ejecución de los oficios propios de la empresa que no han sido tenido en cuenta en algún programa de prevención en salud ocupacional y que hoy afecta gravemente la calidad de vida de los trabajadores y extrabajadores, ante la mirada indolente de  esta multinacional de la industria del petróleo.

Hacemos un llamado urgente al movimiento sindical nacional e internacional y a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos, para que se solidaricen  con los trabajadores de Schlumberger Surenco S.A,  afiliados a la Unión Sindical Obrera USO; rechazando la política antisindical  implementada en Colombia por parte de esta multinacional del petróleo, con el consentimiento del gobierno Colombiano.

Orientamos a nuestros afiliados fortalecer los lazos de unidad para resistir la arremetida patronal a través de la organización, la movilización y la lucha, además estar atentos a las orientaciones emanadas desde la organización sindical que ejecutaremos en las próximas jornadas para hacer respetar nuestra  Convención Colectiva de Trabajo Vigente, el libre ejercicio de la actividad sindical y el derecho de asociarse libremente que tenemos los trabajadores en el mundo y que ningún patrón podrá arrebatar por más cruel y reaccioaria que sea su política antiobrera.

Descargar documento en formato PDF