La soberbia de las petroleras sigue siendo su peor consejera

{image}http://imagen.eldia.co/cache/logos/uso_595.jpg{/image}“En defensa de la vida, detengamos ya la locomotora minero energética”

Todos y todas los trabajadores y trabajadoras de la industria petrolera en Colombia; coordinados desde las Subdirectivas regionales , debemos expresar la más grande y amplia solidaridad con los obreros que se encuentran librando conflictos laborales, los cuales van creciendo y seguramente van a encontrarse en el gran paro nacional.

Por su parte las empresas petroleras en Casanare, en cabeza de Ecopetrol, han caminado lentas pero seguras, conducidas por la soberbia, hacia una protesta generalizada en el Departamento, que ha visto impaciente, cómo una protestas de algunos muy pocos trabajadores/as que exigían no más de lo que les correspondía, no se atendió oportuna y efectivamente, y hoy, ésta se ha extendido a la totalidad de las operaciones de Equion y ha involucrado a otros sectores de la economía y sensibilizado al pueblo casanareño en general donde unos miran con paciencia su curso y otros con escepticismo y prevención sus alcances.

El día de hoy como se sabe, a partir de las siete de la mañana los transportadores del Casanare han decidido realizar una jornada de movilización contra las petroleras, en apoyo a los trabajadores y por la destrucción de las vías en el Departamento. Esta jornada ha llamado por lo menos la atención de las autoridades de transito por su magnitud y consecuencias, lo cual podría volverse a repetir si no se le presta por parte del gobierno y las empresas petroleras la atención necesaria. Ojalá que el compromiso o la palabra de los subalternos que comprometieron su palabra no sea solo paños con agua tibia y que no solo el compromiso sea el reparcheó sino la construcción de la placa asfáltica que requiere el tránsito que circula por la marginal de la selva.

Son cientos de miles de vehículos de carga pesada al servicio de las petroleras que mensualmente transitan por las vías del departamento, que no están capacitadas para soportar el peso a la que están siendo sometidas. Las empresas petroleras destruyen nuestras carreteras y quieren que sean las administraciones las que las arreglen.

Para el día 22 de este mes se ha programado una movilización en Yopal en apoyo a los trabajadores petroleros, en demanda de inversión social de las empresas petroleras y contra el desastre ambiental que vienen generando al medio ambiente en toda la región.

Las empresas multinacionales se la ganan pulpita y el gobierno nos hace el haraquiri. Se les regala el petróleo y con él, muchas de las esperanzas de desarrollo social, económico y humano de los colombianos; se les pavimenta las carreteras, se les ofrece mano de obra barata, se les ha entregado patente de corso para la intervención de los predios rurales y se les permite por medio de una legislación ambiental laxa y permisiva la destrucción masiva de ecosistemas vitales para la conservación de la vida. El gobierno por su lado, sin pensar en su gente, ha diseñado una política petrolera regresiva, antinacional y perversa para los intereses nacionales, con la cual, se ha postrado a los pies del imperio corruptor, asesino y genocida de los Estados Unidos nuestra soberanía nacional y dignidad. El gobierno cada día hace de Colombia un país más dependiente y sometido al dominio de los Estados Unidos y condena a los colombianos al ostracismo, al retraso de su industria, a la imposibilidad de decidir por sí mismos, a ser un país de tercera, sin futuro de auto-sostenibilidad, de bien vivir y de alcanzar la paz.

REINICIAN JORNADAS DE PROTESTA EN PUERTO GAITAN.

Todo lo que atenta contra la verdad, no dura.

Después de un año, en el Municipio de Puerto Gaitán en el Departamento del Meta, se reinician jornadas de protestas contra las empresas petroleras de la región; Esta vez tal y como ocurriera el 18 de Junio de 2011; en el Proyecto Cara – Cara; de Ecopetrol y Cepcolsa Cepsa;  los trabajadores quienes se encuentran tercerizados a través de TERMOTECNICA COINDUSTRIAL S.A. se declararon en Asamblea Permanente y cese de labores; hasta tanto les cumplan lo prometido y sean atendidas sus justas reclamaciones, en lo que hoy constituye un pliego de peticiones.

No ha sido suficiente:

Las promesas, ni los falsos juramentos de las empresas petroleras y sus contratistas, hacia los trabajadores, que se cansaron de esperar pasivamente. Ni la alienación que la UTEN y las empresas, en asocio con la iglesia de puerto Gaitán le han pretendido imprimir en la mente y el corazón a los obreros.

La campaña de medios de comunicación que despliegan las empresas para mostrar sus bondades y su política de responsabilidad social empresarial. Ni la campaña de desprestigio en contra de la USO, para alejarla de la base social y obrera que padece los maltratos y la violación de sus derechos.

No ha sido suficiente el terror físico y psicológico que se ha impuesto sobre el territorio para recordarles a los pueblos que no pueden protestar, ni reclamar en voz alta.

La actitud complaciente y connivente del Gobierno y sus Ministerios con las multinacionales para maltratar  y robarle los derechos democráticos al obrero Colombiano. Ni la militarización con nuevos batallones que disuadan la voluntad de organizarse y reclamarle al patrono lo que le pertenece al obrero, por vender su fuerza de trabajo y producir riqueza.

Que hayan cooptado líderes, y amenazado a los persistentes; para reducir el margen de acción de la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo – USO.

El ciclo ha recomenzado y en el mismo proyecto Cara Cara en Jaguar 1 que dio origen a las protestas petroleras en Puerto Gaitán en el Departamento del Meta en el año 2011.

Y esto ocurre precisamente porque el problema estructural sigue vivo, porque los empresarios pretenden jugar con la dignidad de los trabajadores, porque el Gobierno se dedicó a poner paños de agua tibia y desconocer los compromisos firmados y su obligación de ser un agente de dialogo, justicia y de paz.

Por todo lo anterior saludamos la voluntad  inquebrantable del pueblo y de su clase trabajadora; Quifas y pirirí.

Así las empresas militaricen, así no suministren el transporte hasta el sitio de trabajo; los obreros demostraremos que tenemos alma, conciencia, pies, coraje y voluntad; para organizados y movilizados, caminar nuestros caminos y conquistar unidos,; nuestros derechos de clase trabajadora.

ABAJO LA LOCOMOTORA MINERO ENERGETICA DE LAS MULTINACIONALES Y EL GOBIERNO DE JUAN MANUEL SANTOS…ABAJO…ABAJO…ABAJO.

ATRÁS EL DESMEMBRAMIENTO Y PRIVATIZACIÓN DE ECOPETROL…ATRÁS…ATRÁS.

POR LA DEFENSA DE NUESTRA SOBERANIA MINERO ENERGETICA, LA DISTRIBUCION DE LA RIQUEZA, LA DIGNIDAD Y EL BIEN VIVIR…ADELANTE.

>> Descargar documento en formato PDF