La USO denuncia represión, persecución y acosos en refinería de Cartagena

{image}http://eldia.co/images/stories/091211/006.jpg{/image}La Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo (USO) denunció que el Consorcio Tiger-Sepam, principal subcontratista del proyecto de la ampliación de la Refinería de Cartagena, ha presentado incumplimientos de orden laboral, salarial y prestacional con sus trabajadores.

La empresa está encargada de la modernización de la planta de Cracking con más de 600 trabajadores a su cargo. La USO ha presentado estas quejas ante las autoridades del Ministerio del Trabajo, ante Reficar y ante CB&I (Contratista principal).

Los incumplimientos son con los pagos en seguridad social de trabajadores (pensiones y salud); impuntualidad en el pago de quincenas, corroborado por el Ministerio; despido de trabajadores que han sufrido accidente de trabajo sin aún tener calificación de pérdida de capacidad laboral; acosos a mujeres en estado de embarazo; y se obligó a 9 soldadores a firmar su propia renuncia sin pago de indemnización, por nombrar sólo algunos casos.

Ante estos hechos, el 17 de noviembre los trabajadores protestaron de forma pacífica, por la cual, la empresa unilateralmente hace varias semanas suspendió todas las actividades en la ampliación. Wilmer Hernández, secretario de Educación de la Uso Cartagena, apuntó el caso de un trabajador despedido por que la empresa dice que no se presentó a descargos, cuando el sindicato tiene evidencias de que sí lo hizo.

Desde septiembre hasta la fecha, la USO ha solicitado la intervención administrativa del Ministerio del Trabajo sin obtener resultado alguno. Logró, gracias a la concertación,previo acuerdo entre la USO y ReficarS.A. que el día 21 de noviembre se restablecieran los trabajos del consorcio Tiger-Sepam; pero la empresa emprendió una arremetida contra los más de 500 trabajadores llamando a casi 200 trabajadores a procesos disciplinarios.