La USO se suma al debate minero-energético en Latinoamérica

{image}http://lh4.googleusercontent.com/-nvh9mg6VsYQ/Ul2okTWB9yI/AAAAAAAADnA/hJ0k1QR483k/s720/mardelplata_2013.jpg{/image}La Unión Sindical Obrera participó del 12 al 15de octubre en Mar del Plata, Argentina, del Encuentro Internacional y del Caribe para debatir sobre el tema Minero-energético.

Estuvieron representantes de organizaciones obreras y sociales de todos los países de América Latina.

Rodolfo Vecino, Presidente de la USO nacional, presentó un informe del Encuentro y concretó que “una de las banderas de este foro y uno de los compromisos es mirar la energía no como un servicio o una mercancía, sino como un derecho de los pueblos”.

El análisis de cómo se desarrolla el tema minero-energético en el continente reveló que la privatización es el mayor conflicto por enfrentar y Colombia es el país donde más se ha perdido terreno. Muestra de ello es la privatización de Isagen y la paulatina venta de Ecopetrol. La política neoliberal está expropiando bienes al pueblo y entregándole la soberanía a las multinacionales, especialmente las españolas.

En Argentina el ambiente es similar, con huelgas desde hace varios meses para impedir el avance de la privatización del sector eléctrico. En México se vive una lucha contra la generación eléctrica y las reformas que el actual gobierno está planteando, por la cuales, 40 mil trabajadores fueron despedidos y aunque 1.500 recuperaron su empleo, la batalla sigue.

En esta dirección, se asumieron compromisos alrededor del ALBA. Así mismo, los obreros argentinos, uruguayos, venezolanos y puertorriqueños sellaron el compromiso de recuperar el foro social y político del sector del Caribe y de Latinoamérica. Se propuso que la próxima sede, el año entrante, sea Colombia. Allí estarían definiendo los procesos de integración latinoamericanos alrededor del tema.

De igual forma, quedó proyectada una agenda de trabajo que cada una de las regiones desarrollará. La USO será líder del tema en el sector andino, comprendido por Bolivia, Perú, Venezuela, Ecuador y Colombia; en el Cono Sur, los responsables son Argentina y Brasil; y en Centroamérica y el Caribe, estarán Puerto Rico y Costa Rica.