Las sanciones impuestas por el ministerio del trabajo a empresas en Campo Rubiales legitima las denuncias realizadas por la USO

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}Las sanciones impuestas por el ministerio del trabajo son importantes pero incompletas.

Notorio se hacen hoy ante la opinión pública los abusos de que son objeto los trabajadores de empresas contratitas y subcontratista al servicio de la empresa canadiense PACIFIC RUBIALES.

Antes de la llegada de la USO a Puerto Gaitán, muy escasa fue la intervención del entonces Ministerio de la Protección Social en relación con sus deberes funcionales de inspección y vigilancia para proteger los derechos individuales y colectivos de los trabajadores/as. Las medidas administrativas adoptadas se pueden convertir en un mecanismo deseable para evitar la generación de conflictos laborales, lo cual será así, si el Ministerio se empeña en el cumplimiento de sus labores funcionales de manera imparcial.

No obstante, ha de decirse que las medidas adoptadas por el Ministerio del Trabajo son incompletas, en el sentido que no han establecido sanciones por la violación al derecho de asociación y libertad sindical agenciado desde la empresa operadora PACIFIC RUBIALES y en su momento permitido por el gobierno, aspecto que hoy se mantiene y el Ministerio no controla.

Hoy se cierne sobre los trabajadores afiliados a la USO una profunda violación por falta de control y vigilancia sobre sus derechos colectivos, por causa de la amenaza que se alza sobre sus derechos de asociación y libertad sindical, que dan una cierta sensación de connivencia de las autoridades, en virtud de la cual, se restringe a los trabajadores afiliados a la USO la posibilidad de ser contratados si no presentan previamente la renuncia a nuestra organización sindical y se afilian al sindicato afecto de Pacific Rubiales.

La empresa PACIFIC RUBIALES, ha negado a los trabajadores afiliados a la USO y a la organización sindical, la posibilidad de negociar las condiciones laborales de los trabajadores contratista a su servicio, lo cual violenta ostensiblemente uno de los ejes fundamentales de la libertad sindical como es el derecho de negociación. De paso deja un conflicto abierto que debe resolverse, lo cual debe ser objeto de atención por el gobierno nacional.

Las medidas administrativas amparadas por el gobierno deben alcanzar a la empresa PACIFIC RUBIALES responsable por impedir el libre derecho de asociación y libertad sindical.

¡VIVA LA UNION SINDICAL OBRERA, ORGANIZACIÓN SINDICAL QUE HIZO POSIBLE LA CREACION DE ECOPETROL, PATRIMONIO COLOMBIANO, QUE SEGUIMOS DEFENDIENDO… VIVA…VIVA…VIVA!

Descargar documento en formato PDF.