Lo que nadie dice de la regionalización de ECOPETROL S.A.

{image}http://lh4.googleusercontent.com/-OdXBr2rNqGs/UbtA0DIMYKI/AAAAAAAAAvA/r8pDj7b9gOI/s800/img_6426.jpg{/image}Con la tanta veces alardeada regionalización de la empresa con el propósito de alcanzar el millón de barriles, la administración se dispone a hacer unos ajustes administrativos que pueden terminar en violación de derechos fundamentales de los trabajadores.

Desde el pasado mes viene pasando cartas, amparados en el artículo 23 del código sustantivo del trabajo, ordenando el traslado de los trabajadores a diferentes áreas, sacándolos unilateralmente de sus cargos en la capital para enviarlos a las regiones sin consultar las condiciones particulares de cada trabajador, que afectan transversalmente su entorno familiar, social y económico. En otras áreas se dice que los jefes están seleccionando a quienes van a trasladar.

Al respecto la empresa tiene que conocer y atender la jurisprudencia de las altas cortes sobre el denominado principio ius variandi que señala que la facultad del empleador para trasladar a sus trabajadores no es absoluta y omnímoda.

La Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia por su lado en  Sentencia de julio 26 de 1999, expediente 10969 señaló: “La figura del ius variandi ha sido objeto de diversos análisis por parte de la jurisprudencia laboral,  –tanto la vertida para el sector privado, como la para el sector público—, la cual ha sido reiterada en manifestar que, como la potestad subordinante del empleador, que es de donde conceptualmente nace, no puede ser ejercida de manera omnímoda y arbitraria, pues en realidad no tiene la condición de absoluta e irrestricta, sino que es esencialmente relativa y sometida a unos límites, radicados en los derechos del trabajador, su honor y su dignidad. Precisamente, en el anterior marco de restricciones es que ha sido reflexionado el cambio de lugar de ejecución del contrato laboral (movilidad geográfica), en el evento de su disposición por parte del empleador, y a partir de allí se ha pregonado, en diversas épocas, que el mismo no puede ser fruto de la arbitrariedad y el capricho del empleador, sino que debe obedecer a razones objetivas y válidas bien de índole técnicas, operativas, organizativas o administrativas que lo hagan ineludible o al menos justificable.”

Ya con relación a la situación particular de cada trabajador la Corte Constitucional ha estudiado decenas de casos y ha recordado recientemente que: “A pesar de la existencia de esta facultad en cabeza de la administración pública, la misma debe ejercerse dentro de los límites de la razonabilidad y de las necesidades del servicio. En estos términos, su aplicación ha de consultar los derechos fundamentales del trabajador, su apego profesional y familiar, los derechos de terceros que eventualmente podrían verse afectados y todos aquellos factores relevantes para evitar la toma de una decisión arbitraria. Por su parte, la persona afectada con la nueva medida, para hacer uso de los límites al derecho del empleador, debe probar en qué medida se está vulnerando sus derechos fundamentales, pues no le basta simplemente manifestar su inconformidad.” (T-095/13)

Así las cosas, hemos encontrado que compañeros a los cuales se les ha ordenado su traslado tienen familiares arraigados a la capital, tratamientos médicos vigentes y condiciones particulares que serían limitación para que ECOPETROL S.A. ordene a rajatabla su traslado por lo que le pedimos a los trabajadores que nos informen con detalle su situación para canalizarlas a través de las respectivas regionales de Talento Humano.

Para su conocimiento y demás fines,

EDWIN PALMA EGEA
Vicepresidente Junta Nacional
Unión Sindical Obrera –USO-