Los maestros de La Guajira nuevamente irían a paro por la salud

{image}http://lh3.googleusercontent.com/-rMqL56zRV3w/U2pkIZaXOWI/AAAAAAAAG8Q/KQqJO6ZJU_g/s500/asodegua_mov.jpg{/image}La Asociación de Educadores de La Guajira evalúa la posibilidad de irse a un paro departamental. Todas las señales indican que así será, debido a que las medidas implementadas para mejorar el servicio de salud han sido infructuosas; incluso, la prestación está peor.

La Guajira es uno de los departamentos con más problemas en materia de salud para el magisterio. Este tema hizo parte de los objetivos de los dos paros nacionales anteriores realizados con Fecode. Hasta Asodegua ha realizado paros departamentales de varios días.

De esas protestas han surgido planes de contingencia, compromisos, reuniones y promesas. La Guajira adelantó acuerdos municipales y locales. Pero nada ha servido, ya que no hay superación de problemas y, por el contrario, estos tienden a agravarse. Gilma Torres, Secretaria de Prensa de Asodegua, lo resume en una frase: “No se parece en nada al régimen especial”.

Por estas razones, el magisterio guajiro se declaró en alerta amarilla. Torres añade: “hoy estamos luchando por la vida. Es un problema del prestador del servicio. Tenemos un prestador que no tenía condiciones para participar en una licitación nacional. El negocio de la salud les permitió creer que se iban a recuperar y la recuperación es mentira”.

Efectivamente, la problemática surge de un hecho evidente, el servicio no lo presta la entidad encargada sino una tercería subcontratada que no garantiza condiciones de calidad. La exigencia de Asodegua es que la entidad suma el control y resuelva las falencias.

Como las auditorías son inútiles y los comités regionales se limitan a las quejas, el próximo objeto de la organización sindical sea ir directamente a la Fiduprevisora para que determine medidas que sí den resultados efectivos y a corto plazo, pues se necesitan con urgencia.