Los trabajadores afiliados a la USO y las comunidades petroleras organizadas en pie de lucha por la defensa de los derechos a la asociación sindical

{image}http://imagen.eldia.co/cache/logos/uso_595.jpg{/image}La Unión Sindical Obrera USO reivindica las vías de hecho como herramientas legitimas que históricamente han utilizado los obreros, para usurpar los derechos a los patronos que le han sido negados por años.   La organización Sindical prioriza los espacios de dialogo siempre y cuando estos espacios sean productivos y arrojen resultados que reconozcan la capacidad de generación de riqueza por las manos de los trabajadores.  Al final de la ecuación solo han servido para engrosar las finanzas de los capitalistas en detrimento de la calidad de vida de los trabajadores y sus familias.

 

El anterior diagnostico que  se ha convertido en una matriz universal para medir las relaciones obrero-patronales en el mundo, no es indiferente para el caso de ECOPETROL, empresa transnacional que el año pasado arrojo en sus utilidades netas la importante suma de 15.4 billones de pesos; cifra que en su mayoría fue girada al gobierno nacional  y el resto  distribuido en los bolsillos de los inversionistas privados; mientras que en contraste en sus estructuras productivas pululan los vejámenes de la tercerización, con mas de 30.000 trabajadores sometidos a este modelo de precarización laboral desarrollando labores estratégicas para su desarrollo como empresa petrolera, parte integral de su objeto social  y que son de carácter permanente a nivel de todo el país; de la misma manera se palpa su abrumadora política con la violación sistemática de los derechos de sus trabajadores directos cuya nomina de base está condenada a la extinción por cuenta del acabose de los puestos de trabajo, la violación sistemática de la C.C.T.V y el estancamiento del desarrollo del personal por imposición de un modelo escalafonario obsoleto, que no obedece a la pretensión de alcanzar los niveles de una empresa de “Talla Mundial”.

 

Sin embargo la administración de ECOPETROL  pretende alcanzar sus propósitos corporativos de barriles limpios, manteniendo una política de ilógico desconocimiento a esta abrumadora realidad, pretendiendo que la USO como Sindicato emblemático, de corte clasista, avale su descaro a través de la suscripción de “Acuerdos Laborales” que no recogen la integralidad de la problemática y que solo buscan garantizar el desarrollo de sus portafolios de inversiones que en principio violan la Convención Colectiva de Trabajo Vigente y los acuerdos logrados a través de la lucha indeclinable de los trabajadores afiliados al Sindicato de la mano con sus aliados naturales como  son las Comunidades Organizadas.

Evidencia de lo anterior  la pretensión de la administración de ECOPETROL de seguir tercerizando secciones completas de trabajo como las estaciones compresoras del Distrito de Producción el Centro, la precarización de los Servicios de Salud Directos con la reducción del presupuesto, la orientación de precarización en el suministro de los medicamentos, la corrupción en la contratación y la supresión de Regionales enteras como la de Oriente en la última notificación hecha al Sindicato por parte de la División Medica.  Por otro lado podemos observar los nulos avances en las mesas de discusión  Bilateral tales como las de MACROCONTRATACION, ESCALAFON y TEMPORALIDAD a pesar de ser el compromiso de dinamizarlas en el frustrante  proceso de revisión de la C.C.T.

Ante la renuencia de la administración de Ecopetrol de acatar la ley frente a la disposición del Consejo de Estado de suspender los decretos 3164/2003 y 2719/1993 y la entrada en vigencia de los decretos 0284/57 con su resolución reglamentaria 0644/59 que extenderían  la aplicación de la C.C.T.V a un numero importantes de actividades al interior de ECOPETROL; el Sindicato ha orientado la movilización de sus afiliados exigiendo el cumplimiento de estas disposiciones legales que no es otra cosa que la retribución histórica de unos derechos, usurpados por decisiones ilegales de los gobiernos entreguistas de Cesar Gaviria y Alvaro Uribe.

Así mismo la USO haciendo uso de las herramientas constitucionales y los Convenios internacionales del Trabajo suscritos y ratificados por el gobierno Colombiano decidió presentar Sendos pliegos de Peticiones a empresas contratistas de Ecopetrol tales como la UT-COLVISEG SEPECOL dedicadas a las actividades de Vigilancia que aglomera a mas de 1.000 trabajadores a nivel de la regional magdalena medio y que hoy aspiran a través de esta vía, mejorar ostensiblemente sus condiciones de vida y la de sus familias;  igualmente el Sindicato logro organizar a los trabajadores al servicio de la empresa ECODIESEL;  en la cual ECOPETROL tiene un porcentaje accionario del 50%;  en los dos casos las empresas se han negado a sentarse a discutir y negociar los pliegos  contando para ello con el aval de la administración de ECOPETROL que a través de esta vía de hecho pretende coaccionar  a la Organización Sindical y su fortalecimiento.

Irónicamente la administración  de ECOPETROL reclama al Sindicato por su aspiración legítima de representar a los trabajadores del  grupo empresarial y las empresas multinacionales donde tiene participación accionaria; argumentando que la feroz política antisindical desplegada por estas se justifica por la escasa confianza que genera la llegada de un Sindicato como la USO pretendiendo condicionar su desarrollo al despliegue de nuestra parte de un Sindicalismo participativo y no reivindicativo como ha sido nuestra esencia desde su fundación hace 90 años en cabeza del compañero Raul Eduardo Mahecha.

Todo lo anterior sumado a situaciones tales como el desconocimiento de acuerdos frutos de anteriores conflictos como la hora de alimentación, la pretensión de continuar con la implementación de modelos fallidos como el sistema público de empleo a través del SENA,  la violación sistemática de derechos constitucionales como el de Asociación y Negociación Colectiva, la confusión generada en la implementación del Gran Acuerdo Social Barrancabermeja Cien Años, el atraso injustificado del PMRB y su pretensión de conculcar derechos plasmados en la C.C.T.V para su desarrollo, entre otros; colocan a la USO en un estado de máxima alerta, de movilización permanente para salirle al paso a las pretensiones de un modelo económico fundamentado en la explotación desmedida de los recursos naturales sin medir los impactos ambientales y sociales negativos;  pretendiendo cooptar conciencias, incluso las colectivas, olvidando que organizaciones históricas como la USO son superiores a los hombres que las integran y que sin descanso seguiremos enarbolando la defensa de la soberanía Nacional, sus recursos naturales y la reversión del proceso de Privatización de ECOPETROL  que tendrá que  ser nuevamente 100% del pueblo Colombiano.

 

VIVA LA UNION SINDICAL OBRERA USO, ORGANIZACIÓN SINDICAL QUE CREO A ECOPETROL, PATRIMONIO DEL PUEBLO COLOMBIANO QUE AUN HOY SEGUIMOS DEFENDIENDO…………….VIVA…….VIVA…….VIVA………………..
VIVA LA JUSTA LUCHA DE LAS COMUNIDADES PETROLERAS ORGANIZADAS………………..VIVA…………VIVA…………….VIVA……………
POR LA DEFENSA DE NUESTROS JUSTOS PLIEGOS DE PETICIONES PRESENTADOS A LA UT-COLVISEG SEPECOL Y A ECODIESEL S.A………..ADELANTE…………….ADELANTE……………ADELANTE…………..
VIVA LA JUSTA LUCHA DE LOS TRABAJADORES AL SERVICIO DE LAS FIRMAS CONTRATISTAS ……………………VIVA…………..VIVA…………….VIVA……………..

Redacto Junta Directiva Nacional   Junio 07 2012.

 

Descargar el comunicado en formato PDF