Nuevo atentado contra la USO y sus dirigentes protagonizado por Ecodiesel Colombia S.A.

{image}http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcS-vlW_pzMiCaTeygWsJyKXLaY8om2K0LL8tKi1-RVUggGNSh0x{/image}ECODIESEL COLOMBIA S.A. es una filial de ECOPETROL S.A., donde esta tiene un 50% de sus acciones y donde el representante de la estatal petrolera en la Junta Directiva de ECODIESEL COLOMBIA S.A. es el Gerente de la Refinería , el Ing. ORLANDO DIAZ MONTOYA, dado a que esa empresa, está ubicada geográficamente una “zona franca” al interior de la refinería, en inmediaciones de la planta de PTAR.

El otro 50% de las acciones es del sector palmicultor. Las empresas dueñas de ese 50% son: Extractora Central S.A., Palmas Oleaginosas Bucarelia, Extractora Monterrey, Oleaginosas Las Brisas, Palmeras Puerto Wilches, Palmas del Cesar y Agroince Ltda.

Tanto ECOPETROL y el sector palmicultor han unido sus políticas antisindicales para atacar a la UNIÓN SINDICAL OBRERA, sus afiliados y sus dirigentes. Viola sistemáticamente los derechos laborales y sindicales, al punto de en más de 3 sanciones que alcanzan los 800 millones de pesos, el Ministerio del Trabajo así lo ha revelado. Existen en el Ministerio del Trabajo 5 querellas más por violación a normas laborales.

En la fiscalía general de la nación reposan dos denuncias penales contra la representante legal de ECODIESEL la Dra. ADRIANA POSADA MOGOLLÓN, una de ella por impedir el ejercicio de funciones públicas al prohibir el ingreso de los funcionarios del Ministerio del Trabajo a las instalaciones de la empresa. La segunda, instaurada por la USO por violación del derecho de asociación sindical y negociación colectiva.

Mientras esas denuncias penales ni siquiera han iniciado, de manera célere se surte ante la Fiscalía Primera Seccional de Barrancabermeja, un proceso penal en contra de varios dirigentes sindicales entre los que se encuentra el suscrito presidente, señalado por el abogado de esa empresa, el Dr. MIGUEL ANGEL BRAVO GUTIERREZ, como el determinador de una serie de delitos como  SABOTAJE, INVASIÓN DE TIERRAS O EDIFICACIONES, PERTURBACIÓN A LA POSESIÓN, VIOLACIÓN A LOS DERECHOS DE AUTOR, DAÑO EN BIEN AJENO, VIOLACIÓN A LA LIBERTAD DE TRABAJO y otros que buscan penalizar el ejercicio de la actividad sindical, mientras la empresa, con el patrocinio de ECOPETROL S.A. vulneran los derechos laborales y sindicales de los trabajadores y ahora del sindicato y sus dirigentes.

El poder político y económico de los dueños de la empresa de marras unido a la plenipotenciaria administración de ECOPETROL S.A, son capaces de esto y hasta de más, atentado contra el sindicato que solo podemos frenar a través de la lucha organizada, decidida y corajuda de los trabajadores que seguramente pronto nos tocará liderar.

Hoy, recuerdo que hace 10 años, los trabajadores en la refinería de Barrancabermeja, nos levantamos contra la bota militar que impidió el ingreso de los entonces dirigentes sindicales y con ello vino la persecución de la administración de ECOPETROL S.A. en contra de 42 trabajadores sindicalizados que fueron sometidos a un MOBBING, que fue derrocado por un juez constitucional de tutela y cuyos procesos ordinarios aún se surten en los juzgados laborales del país. 

Hoy, 10, 15, 20, 50 y 90 años después, la situación en ECOPETROL S.A. es intacta y no cambia la intención de exterminar a nuestra organización sindical y a sus dirigentes.

EDWIN PALMA EGEA
Presidente USO Barrancabermeja