Nuevo montaje judicial para capturar y desprestigiar a líder de la USO

{image}http://lh6.googleusercontent.com/-nFBHMl4LMC8/U8_QZtvcZsI/AAAAAAAAIYE/gZZz1mDoMiQ/s500/uso_rafael_rodriguez.jpg{/image}En la persecución sistemática contra los dirigentes del movimiento sindical nacional, la nueva víctima es Rafael Rodríguez Moros. Todo indica que le implantaron una granada entre sus pertenencias y le han hecho un montaje mediático para ensuciar su nombre.

El lunes en horas de la tarde, cuando se disponía a tomar el vuelo de Bogotá a Barrancabermeja en el momento en que pasaba sus artículos personales, el personal encargado de la vigilancia del aeropuerto aseguró haber encontrado dentro de su bolso una granada de fragmentación. Fue una sorpresa, como quiera que ni él mismo sabía de la presencia del objeto.

“Como organización sindical hemos denunciado que hay un montaje judicial, un montaje criminal, contra el compañero y contra la organización. Estamos solicitando a las organizaciones sociales y sindicales del país su solidaridad y pronunciamiento para exigirle al gobierno y al sistema judicial la libertad del compañero y que se investigue quiénes están detrás de este montaje”, precisó Cesar Loza, directivo de la USO nacional.

Además de endilgarle falsas pruebas judiciales también han querido mostrarlo como si fuera un mafioso de los carteles de las drogas. Él es un trabajador de Ecopetrol que se gana aproximadamente dos millones de pesos al mes y una vez le hacen las deducciones correspondientes le queda estrictamente lo necesario para vivir. Así que no tiene capacidad económica para sobornar a los guardas del aeropuerto con 20 millones de pesos, como quisieron afirmar en medios de comunicación.

El año pasado, Rodríguez Moros fue víctima de un atentado perpetrado por sicarios, al mes siguiente se lo atribuyeron las autodefensas gaitanistas del Magdalena Medio. Él es fiscal de la subdirectiva y actualmente, negociador del pliego de peticiones que discute la USO con Ecopetrol.

La audiencia de legalización de su captura tuvo lugar en Barrancabermeja el martes. Rodríguez está siendo defendido por el Leonardo Jaimes, abogado del Comité de Solidaridad, organización peticionaria ante la CIDH de las medidas cautelares que le fueron concedidas a la USO; y se ha declarado inocente de los cargos.