Pacific Rubiales le está ‘metiendo una goleada’ a Ecopetrol en su propio terreno

{image}http://lh4.googleusercontent.com/-OdXBr2rNqGs/UbtA0DIMYKI/AAAAAAAAAvA/r8pDj7b9gOI/s800/img_6426.jpg{/image}Ecopetrol se está quedando rezagada en adelantos de infraestructura respecto a Pacific Rubiales, lo cual le da a la multinacional ventaja para manejar el mercado.

En la fórmula que eleva los costos del petróleo a nivel nacional, Pacific multiplica sus ganancias.

De acuerdo con Fredy Pulecio, directivo de la USO nacional, el proyecto de ampliación de la capacidad de la refinadora en Barrancabermeja se continúa posponiendo. Inicialmente se planteó el 2011; posteriormente, el presidente de Ecopetrol dijo ante los medios de comunicación que lo aplazaba para el 2015; la semana pasada, el Ministerio de Minas y Energía le comunicó a la USO que se va hasta el 2016; pero los rumores sostienen que al parecer no tienen dinero y que entonces irá para el 2020.

Mientras tanto, Pacific Rubiales va a tener su propio muelle de importación de combustibles a partir de mediados del año entrante. Con esto, ya tienen garantizado el negocio de los precios de los combustibles en el país, ya que pueden traerlos desde cualquier parte del continente ya sea de un país o no productor de combustibles.

Pacific se viene apoderando de los principales renglones de la industria petrolera nacional. La fórmula que manejan es que por cada barril de petróleo lo convierten en un barril de papel que lleva a la bolsa de valores de Colombia y de ahí a la bolsa de valores en Toronto (Canadá), que es la principal del sector minero-energético en el mundo. Posteriormente, los devuelven convertidos en barriles reales para dominar en el mercado nacional. Sin control de las autoridades.

Pulecio aclara: “Esto es una mala noticia para el país. Pero la buena noticia es que la USO va a encarar esta lucha por bajarle el precio a los combustibles de manera considerable a nivel nacional. Las petroleras con nuestro petróleo, con nuestras refinerías, con nuestros oleoductos y con nuestros bolsillos nos están haciendo un macrodaño, nos están haciendo una reforma tributaria a través del precio de los combustibles”.