Palabras del nuevo presidente de la subdirectiva Bogotá de la USO

  • Categoría de la entrada:Bogotá
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}Luego de las elecciones realizadas la semana pasada  para elegir la subdirectiva Bogotá de la Unión Sindical Obrera,  se dio lugar a la reunión de los elegidos con el fin de distribuir los cargos de la seccional.

La propuesta  ganadora obtuvo cinco de nueve votos posibles, la cual asigno al compañero Fernando Navarro como presidente de la  subdirectiva por los siguientes dos años.

Según Navarro, la presidencia de la subdirectiva es una enorme responsabilidad en estos momentos de agudas coyunturas que involucran al sector petrolero y al gremio trabajador en general. Entre los principales objetivos se quiere demostrar que  tanto la USO como la Subdirectiva Bogotá siguen vigentes en sus reivindicaciones y constantes en la lucha proletaria, se trata de recoger toda una historia de lucha y resistencia que la ha caracterizado por  mas  de ocho décadas.

Se quiere también reactivar e impulsar los espacios de “jueves de denuncia”, en los cuales los trabajadores y trabajadoras  pueden pronunciarse y manifestar sus inconformidades. Es importante resaltar que dentro de los trabajadores afiliados a la USO-Bogotá hay trabajadores de Ecopetrol, de Sevicol, Schlumberger y U.T.-Sepecol, quienes pueden tener total certeza que cuentan con una junta directiva y un presidente dispuestos a pelear por la defensa de los intereses de los trabajadores y de  la defensa del sector petrolero.

Lo que se debe buscar es unidad en la acción que permita resistir las diferentes políticas del gobierno santos como son las relacionadas con el proyecto de reforma a las regalías, o el proyecto de ley de seguridad ciudadana que, bajo el pretexto de evitar disturbios iniciados por barristas, promueve el silenciamiento y criminaliza la protesta ya que penaliza entre cuatro y ocho años a quienes se tomen las vías publicas de forma “ilegal”.

Es notoria la habilidad del actual gobierno para ahondar las medidas represivas iniciadas por su antecesor, por lo cual es indispensable que los diferentes sectores sociales busquen escenarios de encuentro que permitan colectivizar la resistencia frente a la arremetida del régimen.