“Para todo el magisterio del país y los estudiantes, estos acuerdos son significativos”

Una gran concentración tuvo lugar la Plaza de Bolívar en la tarde del jueves 23 de junio, para celebrar y respaldar la noticia de los acuerdos de paz en La Habana, entre las Farc EP y el Gobierno nacional. La ADE hizo presencia.

El sitio de la concentración es emblemático, fue donde asesinaron a Jorge Eliécer Gaitán. Sectores sindicales, sociales y de derechos humanos, además de muchos ciudadanos y ciudadanas hicieron presencia.

“Estos acuerdos son históricos para el país. Toda vez que son el cese al fuego y el cese de hostilidades. Son un paso a los acuerdos de paz que se van a concretar en Colombia; deja atrás 60 años de guerra y de lucha armada por el cierre de los escenarios políticos en nuestro país”, destacó William Agudelo, presidente de la ADE.

El dirigente sindical resaltó, además, el papel de los y las docentes en adelante. “Para todo el magisterio del país y los estudiantes, estos acuerdos son significativos. Los maestros y maestras de Bogotá creemos que ahora desde las aulas debemos trabajar en torno a este proceso y explicarles a los estudiantes en qué consisten los acuerdos. Pero también, llamar al pueblo en general a defender estos acuerdos y a decirle al gobierno que los cumpla”.

El presidente de la ADE se refirió al llamado que hizo la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación el día de ayer en torno a alertar al magisterio a un paro nacional indefinido, en contra de la situación que se viene generando en el país, por temas como la normativa que ha publicado el Ministerio de Educación y los resultados de la evaluación, que afectan el ascenso y reubicación de los docentes del estatuto 1278.

“El gobierno, hablando de paz, arremete contra los trabajadores, en especial, contra los maestros del 1278, cuya evaluación diagnóstica formativa deja a un gran número de maestros por fuera, porque no se cumplen los acuerdos en torno a eso firmado por la Federación el año pasado”, manifestó.

En esa misma línea, de ataque a la clase trabajadora, están las políticas de Bogotá, que vienen generando despidos e injusticia social.

El llamado de la ADE al magisterio ahora es a estar pendientes y a seguir en la lucha. Agudelo puntualiza: “No se puede hablar sin justicia social, generando masacres laborales”.