Peñalosa debe continuar e incrementar programas de capacitación docente

Andrés Cubides, representante de la ADE ante el Comité de Capacitación de la Secretaría de Educación Distrital, presentó un informe frente al punto de armonización que atraviesan, que es cuando la administración pasada, la de Petro, entrega a la administración actual, la de Enrique Peñalosa.

Lo que suceda en este espacio es vital, teniendo en cuenta las inconmensurables diferencias entre ambas alcaldías. “En formación docente, en apoyos de posgrados tenemos un remanente de presupuesto de Petro de 200 apoyos económicos, que estaremos muy atentos de publicitarios para que los docentes apliquen a los méritos y puedan otorgarse”, expuso Cubides.

Las becas de excelencia docente, el Ministerio de Educación las delegó para otorgarlas a los consejos directivos, pero van condicionadas a que aplica a los colegios con tendencia o tengan implementada la jornada única; que pueden postular hasta 10 docentes. Cuando no hay jornada única, no tienen derecho sino a proponer cuatro docentes. Claramente, este es un sofisma.

El precedente positivo es que en estas becas, el ministerio no pide deudores. Cubides aclara, “en el caso de Bogotá estamos en pleno derecho de seguirle solicitando a la administración que no solicite deudores ni los costos que implican la compra de una póliza; que copie el modelo del MEN”.

Hay que destacar un avance. “Esta administración está guiada a patrocinar a los docentes que tienen título de bachiller pedagógico, pero sin título de bachiller licenciado, es decir, la profesionalización docente. Estamos muy atentos a que nos hagan caso, porque por fin después de muchos años de estarle diciendo a la administración que atienda a estos docentes, que están ubicados en zonas especiales de Bogotá y necesitan de este apoyo económico para mejorar su calidad de vida”.

En cuanto a comisiones de estudio, van por el orden de 1.500 solicitudes atendidas, 550 se han favorecido con comisión remunerada, 420 con comisión no remunerada; además de varias para asistir a eventos pedagógicos en calidad de invitados ponentes y otras para cursos de diferentes especialidades. En resumen, esta ha sido una política que ha beneficiado mucho a los docentes desde que salió la resolución 2898 del 30 de octubre del 2012.

“Continuamos diciéndole a la a administración que no puede ser inferior a la inversión en formación docente. Si bien hace cinco años se manejaba un presupuesto de 16 mil millones de pesos, en la administración de Petro subió a 58 mil millones, pero terminó aplicando 87 mil millones de pesos, para un total aproximado de 6.400 docentes con apoyo económico. Esta administración no se puede quedar atrás y que hay que continuar en el apoyo de posgrados”, afirmó.

De igual manera, informó que el comité está en la etapa donde se está construyendo el plan territorial de formación docente. En la administración pasada no se construyó. Entonces, en esta oportunidad se retoman los estudios que se hicieron, las evaluaciones con las Universidades pedagógicas y la universidad de Los Andes. Al respecto, propone desde la ADE, “mantener la postura que debe tener una extensión anual, además, insistiendo a la administración que debe convocar a la JUDE”.

Finalmente, recordó que está próxima a que la Secretaría de Educación aplique una encuesta para tener datos actuales de la población docente en Bogotá, saber sus requerimientos y surtir propuestas.